Imprimir

Rastrillaje llega al 37% de lo previsto; aún faltan hornos crematorios y laboratorios

NICOLE VARGAS | 13 de julio de 2020

Miembros de una brigada hacen el rastrillaje en una zona de Cochabamba. DICO SOLÍS.
Miembros de una brigada hacen el rastrillaje en una zona de Cochabamba. DICO SOLÍS.
De las 100 mil personas que tenía proyectado alcanzar en el rastrillaje el SEDES hasta el 10 de julio, apenas llegó a 37.237. El municipio de Cercado solo habilitó un laboratorio durante la cuarentena rígida y la Gobernación prevé entregar tres más a fin de mes.

El rastrillaje para detectar casos de coronavirus en Cochabamba alcanzó solo el 37% de lo previsto durante la cuarentena rígida que inició el 29 de junio y terminó el 11 de julio. No todos los planes se cumplieron. La Alcaldía continúa el proceso de licitación del horno crematorio y la Gobernación prevé habilitar tres laboratorios para hacer pruebas de COVID-19 a fin de mes.
A partir de este lunes 13 de julio se aplicará un nuevo sistema denominado cuarentena mixta en el que el rastrillaje se redujo a tres días por semana en el municipio. Esta medida prohíbe la salida de las personas solamente de viernes a domingo, lo que genera un retraso en el trabajo que realiza el Servicio Departamental de Salud (SEDES).

Cuando comenzó el confinamiento rígido, hace dos semanas, el SEDES proyectó alcanzar a 100 mil personas con las brigadas de salud distribuidas en siete municipios; sin embargo, solo llegó a 37.237.
El primer informe de la Sala Situacional sobre el alcance del rastrillaje confirmó la atención a 4.765 personas; el segundo reporte indicó que se llegó a 4.494 más; el tercer informe aumentó 6.478; el cuarto reporte sumó 10.396 y el quinto informe aumentó 11.104 habitantes más, haciendo un total de 37.237 personas alcanzadas durante el rastrillaje.  

WhatsApp Image 2020-07-11 at 20.57.15 (1)

Personas realizan sus compras en un mercado de Cochabamba durante la cuarentena rígida. 

La Sala Situacional se estableció con el fin de controlar los casos de coronavirus y determinar las zonas de alto riesgo. Se derivó a las personas con sospecha de COVID-19 a los centros de aislamiento y a los casos positivos a los hospitales centinelas.
Sobre el punto, el secretario de Desarrollo Humano de la Gobernación, Carlos Solá, aseguró que el rastrillaje intensivo se hará solamente de viernes a domingo en las zonas que faltan. Mientras que, de lunes a jueves, se hará visitas a solicitud.
Esperan que el centro de aislamiento de Feicobol, por la zona de la laguna Alalay, esté habilitado la próxima semana para derivar a los pacientes sospechosos que encuentren en los rastrillajes que faltan.

Por su parte, el asesor general de la Alcaldía, Álex Contreras, calificó de positiva la cuarentena rígida que llevó el departamento durante dos semanas. Sin embargo, en ese lapso, el municipio solo habilitó un laboratorio donde se toman muestras, pero no se realiza la prueba PCR para COVID-19 en el Hospital del Norte.
La Alcaldía también se mantiene a la espera de que se habilite el recinto ferial. “Estamos dispuestos a colaborar con los que podemos hacer desde el municipio”, indicó Contreras.
Además, planteó que, de acuerdo al incremento de casos, se analizará encapsular ciertas zonas que estén en riesgo alto.

SATURACIÓN DE LABORATORIO La Gobernación transfirió recursos a dos municipios del departamento para que puedan habilitar laboratorios que hagan pruebas de COVID-19 y, de esa forma, baje el nivel de congestionamiento actual.
Quillacollo recibirá más de dos millones de bolivianos para construir dos laboratorios de referencia que abarquen toda la zona andina (Vinto, Sipe Sipe, Tapacarí y Bolívar, entre otros).
En Punata, se habilitará otro laboratorio que recibirá las pruebas de todo el Valle Alto. El costo asciende a más de un millón de bolivianos.
“Ya hemos hecho la transferencia de los recursos, solo estamos esperando que los municipios inicien el proceso de contratación. Tomando en cuenta que estamos en emergencia sanitaria, el proceso debe ser de manera inmediata para que se pueda adquirir el equipo de laboratorio y las pruebas”, indicó Solá.
La licitación dura 15 días, por ello, se estima que hasta fin de mes estén funcionando los laboratorios. El SEDES y la Gobernación guiarán la adquisición de los equipos. Además, están en coordinación con el Gobierno Central para que todo el material adquirido pueda ingresar al país lo antes posible.
Sin embargo, uno de los problemas que atraviesan actualmente es la ausencia de todo su personal administrativo debido a que también fueron golpeados por el coronavirus; ya hay cuatro fallecidos y más de 35 contagiados.
Solá indicó que la Gobernación transfirió más de seis millones de bolivianos a 46 municipios, de acuerdo al número de casos y población para que puedan utilizarlo en la emergencia sanitaria.
“En el centro hemos mejorado, no sustancialmente, pero hubo avance con la apertura del laboratorio de la Caja Nacional que ahora está procesando sus pruebas”, aseguró.
Pese a esto, el representante del Sindicato de Ramas Afines de la Salud Pública (Sirmes), Yury Lazarte, aseguró que las cifras que difunde cada día el SEDES ya no muestran la realidad de los casos que hay en el departamento. “En el tema del laboratorio no se avanzó casi nada. Hay retraso de las muestras. Los datos que lanzan los del SEDES ya no son las reales. Estamos mucho más allá de lo que se informa”, indicó.
Además, criticó las pocas acciones que tomaron las autoridades municipales y departamentales durante esta cuarentena rígida. “La gente acude a los centros de salud y no recibe atención porque no hay espacio, no hay recursos ni condiciones. Los centros de aislamiento no están trabajando de acuerdo a lo establecido. Las personas están desesperadas, no saben a dónde recurrir”, apuntó.

HORNOS EN ESPERA Sobre la adquisición de nuevos hornos crematorios para descongestionar el Cementerio General, Álex Contreras aseguro que la licitación continúa en proceso. Hasta el momento, se presentaron dos empresas, una que ofrece un horno que tiene la capacidad de atender 16 cuerpos por día y la otra llega hasta 20 cadáveres.
“Son hornos muchísimo más modernos del que tenemos ahora. Eso es importante. Ya está el proceso. Nosotros pensamos que, como es urgente, los próximos días se firmará el contrato y se procederá a realizar la construcción del crematorio”, aseguró.

SEGURIDAD SOCIAL los últimos días, las redes sociales se llenaron de pedidos de auxilio de personas que no lograban encontrar espacio en un hospital, pese a tener un seguro médico, y tienen que peregrinar de un centro a otro para hallar ayuda.
“Un gran problema que tenemos es que la seguridad social no está cubriendo las necesidades, está saturando al sistema público. Los hospitales de tercer nivel son para aquellas personas que no tienen Caja. Pero, lamentablemente, quienes están en esos centros son personas que cuentan con seguro”, afirmó Solá.
El Secretario aseguró que el colapso del sistema de salud público se debe a que muchas personas que cuentan con seguro médico asisten allí, ante la falta de atención en sus centros, como la Caja Nacional, Caja Petrolera y Cordes, entre otras.
“Hemos decidido que nos reuniremos con ellos con la finalidad de obligarlos a que adquieran los equipos de laboratorios y que instalen más salas de terapias intensiva para tratar a los pacientes COVID-19. También, que habiliten más centros de aislamiento”, indicó.
El objetivo es que cada seguridad social tenga todos los equipos disponibles para atender a sus afiliados.  
“Mucho depende del Gobierno Central, apenas nos han llegado 60 ítems y necesitamos más de 1.500. Por nuestra parte, estamos contratando a unas 20 personas más para que puedan cubrir esos espacios”, enfatizó.
Además, aseveró que otro de los motivos que impide el equipamiento rápido de los hospitales centinelas es que las empresas no tienen el stock suficiente de material y demoran en las entregas.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/cochabamba/rastrillaje-llega-37-previsto-aun-faltan-hornos-crematorios-laboratorios/20200712235923777288.html


© 2020 Opinión Bolivia

Opinión