Imprimir

Querían arruinar boda del policía Víctor Saavedra

Opinión Bolivia | 27 de enero de 2019

El sargento fue acosado con varios procesos penales y disciplinarios por investigar el caso del mecánico.


Luego de que un mecánico denunciara que fue secuestrado y torturado para firmar papeles de una falsa devolución de su anticrético, el policía Víctor Saavedra y la fiscal Faridy Arnez fueron designados para las pesquisas. Mientras avanzaban, con muy poco apoyo, y bastantes obstáculos, Jhasmany presentó varias denuncias en contra de ellos.

La táctica de Jhasmany, para “liberarse” de los policías y fiscales que empezaron a investigarlo era iniciarles múltiples procesos penales y disciplinarios para que sean removidos a otras áreas mientras asumían defensa.

No importaba si tenía que inventar denuncias.

Una mujer que es un pilar fundamental de la consultora jurídica Leclere y Asociados es Eliana V., de 23 años. Ella se presentaba como abogada, pero está en primer año de la carrera de Derecho. Fue aprehendida y tiene detención domiciliaria.

En sus declaraciones ante la Fiscalía, reveló que le “armaron procesos” al investigador Saavedra. Contó que Jhasmany T.L buscó a Fabiola M., la hija de un delincuente, y le ofreció ayudarle con el proceso por robo agravado que enfrentaba en Tiquipaya, además de otro proceso de su padre en Santa Cruz, a cambio de conseguir un audio para “fundir a Saavedra”. Fabiola le pidió a Jhasmany que primero le ayude a recuperar un auto secuestrado y le prometió que le daría la grabación.

Jhasmany redactó la denuncia de Fabiola M. acusando a Saavedra de extorsionarla y de pedirle que se prostituya para lograr la devolución de un vehículo secuestrado. “Jhasmany le pidió a la abogada Fabiola Herbas que firme esa denuncia, para que no sepan que él la había hecho. Luego hablaron con el periodista (da un nombre) para que saque la nota en un periódico, justo un día antes de la boda del sargento Saavedra. Querían arruinarle su boda. Fue Jhasmany quien le entregó la foto de Saavedra al periodista, junto con el expediente del proceso disciplinario y de una anterior denuncia, para que aparten a Saavedra de la investigación a Jhasmany”.

El abogado estaba molesto, según Eliana V., porque el bufete había regalado uniformes a la unidad donde trabaja Víctor y le parecía “desleal” que lo investigue.

El policía fue procesado por la Dirección Departamental de Investigaciones Policiales (Didipi) y apartado de las pesquisas del caso del mecánico.

Eliana V. acotó que, antes de ello, un capitán de apellido Sandy intercedió ante Jhasmany porque el sargento estaba llorando un día antes de su boda.

“Pero Jhasmany le dijo: ‘No, va a cagar como perro, le voy a hacer dar de baja’. Para eso incluso se comunicó con algún policía en La Paz y le decía: ‘¿Cuánto tengo que depositarte? Quiero que lo manden a Cobija’, pero no se dio”.

Las investigaciones de la Didipi confirmaron que las denuncias en contra del sargento Víctor Saavedra eran falsas, y el 16 de enero de 2019 fue liberado de toda culpa.

“Yo solo quiero que mi nombre sea limpiado. Me han destruido con esa nota, con los procesos y justo un día antes de mi boda. Me perseguían en moto. Ha sido un tiempo muy duro. Solo por cumplir mi deber de investigarle a este abogado y no doblegarme, me hizo tanto daño”, contó Saavedra a OPINIÓN. Su abogado, Dante Reyes, sostuvo que no descarta iniciar procesos contra quienes acusaron falsamente a su cliente.

Cuando Saavedra fue apartado del caso, el teniente Sánchez Magnani fue el nuevo blanco del abogado. Instruyó procesos y denuncias falsas contra él. “El capitán S. le ha mandado fotos de Magnani a Jhasmany, y a mí también. Querían saber qué policías detuvieron a Wilder G”, sostuvo.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/informe-especial/quer-iacute-an-arruinar-boda-polic-iacute-v-iacute-ctor-saavedra/20190127231400679198.html


© 2019 Opinión Bolivia

Opinión