Imprimir

La Paz, en puertas de una cuarentena rígida espera oxígeno y se queda sin UTI

REDACCIÓN/AGENCIAS | 31 de julio de 2020

Personas esperan atención médica en un centro médico de La Paz. APG
Personas esperan atención médica en un centro médico de La Paz. APG

Desde diferentes instancias buscan soluciones a la crisis sanitaria que permitan ayudar a la población. Se creó una fábrica de hornos crematorios “móviles” para comunidades y municipios.

La Paz está en puertas de volver a una cuarentena rígida y aún no se define la fecha para comenzarla en consenso con sectores como comerciantes, choferes, empresarios y otros. Mientras tanto, se acaba el oxígeno y colapsa la Unidad de Terapia Intensiva (UTI).

El alcalde Luis Revilla, desde el aislamiento tras dar positivo a coronavirus COVID-19, explicó que se quiere asumir medidas de la mejor manera posible por al menos dos semanas.

Explicó, citado por Urgente.bo, la aplicación de esa medida tiene tres objetivos: la primera es que se debe dar "un respiro" al sistema de salud porque necesita reorganizarse, adecuarse; el segundo es frenar la ola de contagios y, finalmente, el tercero es la realización de un rastrillaje masivo que permitan identificar los casos de COVID-19 y la distribución de 100.000 kits de medicamentos.

Mientras tanto, el departamento espera la dotación de oxígeno para la atención de los pacientes contagiados en cinco centros de contención y el Hospital del Sur y alerta del colapso de la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) y la morgue del Hospital de Clínicas. También busca habilitar nuevos espacios para enterrar a fallecidos.

El municipio cuenta con dos hornos crematorios que están funcionando a toda su capacidad, sin embargo, se analiza la posibilidad de usar otros equipos portátiles.

En pasadas semanas ya se había informado que el Cementerio General de La Paz solo admitirá a ciudadanos del municipio y no así de otros, como por ejemplo de El Alto.

Entre tanto, el director del Hospital de Clínicas en La Paz, Oscar Romero, aseguró que se habilitó un espacio temporal para el depósito de cadáveres que se espera no se llene de personas muertas y precisó que es una solución transitoria para 10 fallecidos más. Pidió apoyo a las autoridades de salud.

“En terapia intensiva estamos casa llena (completos)”, acotó.

Respecto al oxígeno, Revilla dijo que espera que el Gobierno resulta la dotación para pacientes moderados y graves. Mencionó, citado por Urgente.bo, que el ministro interino de Salud, Fernando López, se comprometió, en reunión del Comité de Operaciones de Emergencia Departamental (COED), a resolver la carencia del producto.

Por otro lado, el presidente de la Sociedad Boliviana de Medicina Crítica y Terapia Intensiva, doctor Adrián Ávila, en La Paz ya no existe más espacio en las UTI de los centros de salud y a causa de ello muchas personas van muriendo por falta de atención.

“Muchos han optado a la parte privada pero igual está colapsada, imagínese que no hemos llegado ni al pico (de contagios) y está proyectado para finales de octubre. Lamentablemente el panorama va ser muy sombrío, lamentablemente muchos bolivianos pueden llegar a fallecer”, afirmó.

El asesor del Ministerio de Salud, René Sahonero, confirmó que los centros de salud COVID de La Paz están colapsados y se espera que inicien a recibir pacientes contagiados en los hospitales de Clínicas, de La Paz, y del Sur, de El Alto.

Explicó que en ambos centros de salud existen 40 UTI listas para ser usadas, sin embargo, en el caso del hospital del Sur, problemas netamente administrativos ocasionan la demora de la apertura del nosocomio.

“La Paz ha colapsado, no tiene la cantidad que en este momento se necesita de Unidades de Terapia Intensiva por la cantidad de enfermos. Ya se está implementando el hospital de Clínicas, donde va tener 10 máquinas (de UTI) y para tener una capacidad de 20 pacientes de internación. Por otro lado, más que todo por temas administrativos, el hospital del Sur ya tendría que estar funcionando con 30 máquinas (de UTI) y posteriormente se va incrementar hasta 60. En los próximos dos meses tiene que llegar esos (30 UTI) a 60 máquinas, (el nosocomio) tiene una capacidad de internación de 140, 100 camas iniciales y se puede llegar hasta 200 en el hospital, pero por temas netamente administrativos se está retrasando eso”, indicó.

AYUDA Hay diferentes instancias que buscan solucionar la crisis sanitaria y ayudar a la población. Una empresa boliviana creó una fábrica de hornos crematorios “móviles” para comunidades y municipios. Carlos Ayo Sulzer, experto energético y ambientalista explicó, citado por Urgente.bo, que podrán ser vendidos a mancomunidades que necesitan cremar el cuerpo de sus seres queridos.

El horno tiene un costo de 45.000 bolivianos con garantías y facturas.

“Somos los primeros en el mundo en haber conseguido hacer este horno crematorio y lo ponemos a disposición de la población porque sabemos que cumple, sabemos que tenemos los estándares que necesitamos por la investigación que hemos hecho”, dijo.

Explicó que con un grupo de profesionales construyeron hornos crematorios en Oruro, Cochabamba y La Paz y por lo tanto, se cuenta con tecnología, por lo que ya recibe pedidos del exterior.

Aclaró que no son una empresa de delivery ya que construyen hornos para ayudar a la sociedad a que no invierta mucho en las cremaciones.

Dijo también que el costo para la cremación de un cuerpo sería 200 bolivianos. 

En el proceso de la cremación, expresó, se trabaja a temperaturas desde los 700 a 900 grados centígrados gracias a la tecnología, además que cuenta con un sistema de filtrado y contamina menos que un auto.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/pais/paz-puertas-cuarentena-rigida-espera-oxigeno-queda-uti/20200731000137780253.html


© 2020 Opinión Bolivia

Opinión