Imprimir

El Parque Nacional Tunari se quemó 312 veces en menos de siete años

Opinión Bolivia | 08 de septiembre de 2019

Los municipios con mayor recurrencia de incendios son Tiquipaya, Sacaba y Cochabamba. Los meses más críticos son julio, agosto y septiembre; el problema reduce en la época de lluvias.

Hay bosques grises, de árboles con troncos negros y ramas verdes; son los que se quemaron hace años. Hay otros bosques, cuya flora quedó como esqueletos en pie, con ramas secas. También hay espacios verdes, aunque parecen reducirse cada vez más. Es el Parque Nacional Tunari, en Cochabamba.
Esa es la imagen entre las zonas de Andrada y Pacolla, jurisdicción de la ciudad de Cochabamba, donde hace dos años el fuego, en uno de los incendios más grandes, avanzó entre los cerros y hasta amenazó viviendas y al ganado de los comunarios del sector. Más al occidente, un incendio consumió, en 2016, la masa boscosa en Apote, Tiquipaya, y dejó sin hogar a especies animales. En la actualidad, los focos de calor son latentes en diferentes sectores.
El Tunari se quemó 312 veces en menos de siete años, desde 2013, y los incendios afectaron más de 9.400 hectáreas, según los registros de la Unidad de Cambio Climático, Riesgos y Desastres de la Gobernación de Cochabamba

Son batallas que no cesan, el fuego ataca y devasta.
El Parque ocupa un área que atraviesa los municipios de Cochabamba, Tiquipaya, Quillacollo, Colcapirhua, Vinto, Sipe Sipe, Sacaba, Colomi, Villa Tunari, Tapacarí y Morochata. Tiene una superficie de más de 300 mil hectáreas, dimensión casi nueve veces más grande que el tamaño de toda la ciudad de Cochabamba.
De acuerdo con los datos del Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap), en este parque existen 102 especies de árboles y otras plantas. Hay kewiñas, molles, algarrobos, tholas, eucaliptos, pinos y más.
El gobernador de Cochabamba, Iván Canelas, sostuvo que los municipios con mayor recurrencia de incendios son Tiquipaya, Cochabamba y Sacaba. El responsable de la Unidad de Cambio Climático, Riesgos y Desastres de la Gobernación, Óscar Soriano, explicó que la zona metropolitana es la de mayor incidencia; y aseguró que los meses en los que se activan más focos de calor son julio, agosto y septiembre. “Empieza a disminuir en octubre, cuando comienzan las precipitaciones”.
Soriano destacó que en 2016 se dio la mayor afectación en superficie en el Tunari. Las cifras bajaron en 2017 y 2018, y volvieron a subir este año. “Entre 2016 y 2017 hubo una temporada muy seca y compleja y eso ha ayudado a la propagación de los fuegos, y que la vegetación esté muy estresada  por el déficit hídrico”.
Como una forma de defensa, surgió hace un año la plataforma Tunari sin Fuego, impulsada por la Federación de Entidades Empresariales Privadas de Cochabamba (FEPC). El presidente, Javier Bellott, identificó como un sector vulnerable a Linkupata, Tiquipaya, “donde hay actividad agrícola”. Mencionó a Sacaba como una zona afectada por posibles loteamientos.
Canelas enfatizó que Tiquipaya es una zona sensible. “Hemos hecho ahí reforestación en dos o tres oportunidades. En algunos casos se ha chaqueado y eso ha generado el incendio, pero en los últimos casos fue producto de alguna mano criminal (…). No tenemos opción de identificar quiénes lo hacen. El Tunari es muy grande, y Tiquipaya es donde más ha sufrido incendios”.
Soriano expresó que las causas de los incendios forestales son en un 99 por ciento por factores humanos y solo 1 por ciento por casos como la caída de un rayo o que un vidrio haga como lupa en un área donde hay material combustible.
El responsable del parque Tunari, Alberto Terrazas, informó en pasados días que en lo que va del año solo se identificó a los responsables del incendio ocurrido en Andrada, Cochabamba, y a los de Linkupata, Tiquipaya

2019
Desde enero hasta antes de cerrar agosto de este año, el fuego atacó 36 veces al parque Tunari y consumió 354.7 hectáreas

Uno de los eventos más graves fue el del 31 de agosto, en Sacaba, donde el fuego arrasó entre 85 y 90 hectáreas de arbustos nativos de distintos tamaños, además de pajonal.
Soriano manifestó que cada incendio es distinto, por las características de las zonas y la cantidad de árboles que hay. “Es más crítico (un incendio) en una superficie menor pero en masa boscosa”.
Bellott expresó que otro de “alta peligrosidad” fue en Combuyo, Vinto, donde a principios de agosto los bomberos y voluntarios combatieron contra las llamas durante más de 24 horas. El fuego acabo entonces con un centenar de hectáreas

Este año, en todo el departamento se registraron 56 incendios forestales y afectaron a un total de 4.813 hectáreas. Sin embargo, la mayor cantidad de casos, 36, se dieron en el Tunari.
Solo un caso en el parque Carrasco arrasó 2.450 hectáreas, de acuerdo con los reportes del Sernap. Según la Gobernación, agosto fue el mes con mayor cantidad de incendios, hubo 26. En abril se registraron dos; en mayo, cinco; en junio, 13; y en julio, 10

“Hay mayor afectación en otros sectores, pero una mayor recurrencia en el parque Tunari (…). Hay un incremento significativo comparado con 2018”, dijo Soriano


2018

En 2018, en el Tunari hubo ocho incendios que consumieron 40 hectáreas. Desde 2013, fue el año con menor afectación por fuego en el área protegida

En todo el departamento, fueron 17 casos de incendios forestales con una afectación de 838.8 hectáreas


2017

Aquel año, el Tunari se ardió 30 veces y el fuego afectó 967 hectáreas

El 7 de agosto de 2017, un total de 400 hectáreas de pajonal y arbustos se quemaron en la zona de Pacolla, Cochabamba. Las llamas que quemaron los árboles alcanzaban los 30 metros de alto. Como ocurre en los incendios más grandes, el humo se concentró, como una nube negra en la ciudad y el hollín llegó hasta barrios del sur.
Entonces, el Gobernador anunció que se militarizaría el Tunari, pero aquello no ocurrió hasta ahora

En días recientes, Canelas manifestó que existe un proyecto de vigilancia permanente para todo el parque. “Ahí nos hemos trancado. Se requiere infraestructura, muchos recursos económicos. Nos han pedido cuadratracks, vehículos, incluso caballos, drones, sistemas de comunicación permanente. Ahí viene el tema de la alimentación, el agua, instalar espacios de vigilancia. Eso nos genera gasto presupuestario enorme”.
Expresó su voluntad de que el próximo año se pueda contar con un grupo que, al menos durante los meses más complejos, realice el control.
En 2017, en diferentes lugares del departamento hubo 64 casos con 9.437 hectáreas quemadas.
2016
El año 2016 fue el más crítico de este período de casi siete años. Hubo 50 incendios, menos que en años anteriores, pero el fuego arrasó con 4.151 hectáreas, más que todo lo quemado en 2013, 2014 y 2015

El peor de los casos fue también en fechas de conmemoración del Día de la Patria, a principios de agosto. Un gran incendio se registró en Apote, dentro el Parque Tunari, entre Tiquipaya y Quillacollo. Entre las más de mil hectáreas quemadas había bosques de pinos y kewiña.
Por la gravedad del hecho, fue necesario el despliegue de personal de tierra, tripulación para helicópteros para el uso del Bambi Bucket, habilitación de vehículos cisterna y más. También acudieron brigadas médicas, porque la población fue afectada

Aquel incendio fue perceptible desde distintas zonas de la ciudad, como ahora es perceptible, desde lejos, la disminución de la masa boscosa.
Sernap
//El Gobernador recordó que el Sernap es el responsable de precautelar el parque Tunari. Pero, reconoció que cuenta con poco personal//
En las mismas fechas, ardió el parque nacional también en la zona de Pucara Grande, Sacaba

Desde entonces, hace tres años, se apuntaba a un plan de control y protección del Tunari; hasta la fecha no se concreta

El mismo año, los incendios fueron recurrentes también en otras zonas del departamento. Según Soriano, en todo Cochabamba hubo, en 2016, 99 incendios que afectaron  32.725 hectáreas. “Hubo uno muy grande también en el parque Carrasco”


2015

En 2015 fueron 58 incendios y 1.579 hectáreas quemadas en el Tunari

De acuerdo con los registros hemerográficos, uno de los incendios más graves fue el registrado en Leuque Pampa, en septiembre de 2015, en el que se quemaron 115 hectáreas de pajonal y bosque que incluyó especies de pino

En todo Cochabamba, se registraron aquel año 105 focos de calor y se quemaron 5.455 hectáreas en zonas forestales


562 en el departamento

//Entre 2013 y finales de agosto de 2019, el fuego afectó 60.433 hectáreas en todo el departamento de Cochabamba a causa de 562 incendios forestales. Solo este año, hubo 56 incendios de los cuales 36 fueron en el Tunari.//

2014
Ese año, el Tunari fue atacado con fuego 74 veces, y se quemaron 1.293 hectáreas

En junio de 2014, se registró un incendio en la localidad de Apote, entre Tiquipaya y Quillacollo, y afectó 150 hectáreas de arbustos y pajonales. Aquella vez se dijo que las llamas avanzaron desde una fogata

En todo el departamento, en 2014, hubo 115 incendios que afectaron 4.418 hectáreas


2013

En 2013, los 56 incendios en el Tunari devastaron 1.018 hectáreas del parque nacional

En septiembre de ese año, dos incendios registrados en un solo día arrasaron con 100 hectáreas de las cuales 15 eran de solo bosques.
Falta de recursos
“Se requiere infraestructura, muchos recursos económicos. Nos han pedido cuadratracks, vehículos, incluso caballos, drones, sistemas de comunicación permanente. Ahí viene el tema de la alimentación, el agua, instalar espacios de vigilancia. Eso nos genera gasto presupuestario enorme”. Iván Canelas - Gobernador

En el departamento, los eventos fueron 106 y afectaron 2.745 hectáreas en diferentes municipios

Luego de los incendios queda un escenario negro, con olor a ceniza y los vestigios del fuego continúan en el humo que se desprende del suelo.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/informe-especial/parque-nacional-tunari-quem-oacute-312-veces-menos-ntilde/20190908032300725853.html


© 2019 Opinión Bolivia

Opinión