Imprimir

Nuevo tratamiento ralentiza la progresión del cáncer de próstata metastásico

Barcelona - Efe | 30 de septiembre de 2019

Médicos realizando estudios para el cáncer de próstata metastásico. Efe
Médicos realizando estudios para el cáncer de próstata metastásico. Efe
Una nueva terapia oral ralentiza unos cuatro meses la progresión del cáncer de próstata avanzado cuyas células tienen defectos en la reparación del ADN, según un estudio presentado este lunes en el congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO), que se celebra en Barcelona.

Los resultados preliminares del estudio PROfound también sugieren una mejora de la supervivencia a largo plazo.

El trabajo, en el que han participado expertos españoles del Grupo de Investigación Traslacional en Cáncer de Próstata del Hospital Vall d'Hebrón y del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), ha empleado los defectos en la reparación del ADN como diana terapéutica.

"Ver un efecto tan significativo en la progresión de la enfermedad y otros efectos antitumorales clínicamente relevantes, como el retraso en la progresión del dolor y el incremento en la tasa de respuesta objetiva es un logro notable en pacientes con cáncer de próstata que han recibido tantos tratamientos previos".

Así lo señaló la autora principal del estudio y doctora del Centro Global para el Cáncer Lurie en la Universidad Northwestern de Chicago (EE.UU), Maha Hussain.

Los investigadores compararon el fármaco olaparib, que bloquea una proteína necesaria para la reparación del ADN, con las últimas formas de tratamiento hormonal y observaron que el nuevo tratamiento retrasaba la progresión de la enfermedad un 66 %.

"El cáncer de próstata ha quedado relegado con respecto a otros tumores sólidos frecuentes en cuanto al empleo de tratamientos dirigidos a dianas moleculares, de modo que es muy emocionante que ahora podamos personalizar el tratamiento de un individuo con esta estrategia", subrayó Hussain.

"Estamos ante un ensayo crucial, ya que es el primer ensayo en fase III que analiza de forma específica tumores que albergan una alteración molecular que puede ser una diana terapéutica", señaló la investigadora del Centro para el Cáncer MD Anderson, de Houston, Eleni Efstathiou.

Un ensayo clínico en fase III se realiza para probar si un tratamiento nuevo es seguro y funciona bien comparado con el estándar y, en ocasiones, incluyen a centenares de personas.

Efstathiou avisó de los efectos adversos, como anemia y náuseas, que fueron más frecuentes con olaparib, "ya que pueden tener un importante impacto en la capacidad del paciente para tomar el fármaco", y ha añadido que "los pacientes necesitarán ser monitorizados con atención".

Por su parte, el adjunto del servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander, Ignacio Durán, indicó que "la presentación de estos resultados representa, sin duda, muy buenas noticias para los pacientes con cáncer de próstata avanzado".

"Estamos comenzando a caracterizar mejor estos tumores -dijo- y darnos cuenta de que la presencia de determinadas alteraciones genéticas los convierten en vulnerables a ciertas terapias".

El cáncer de próstata es el más frecuente en varones, cada año se diagnostican más de 1,2 millones de casos en todo el mundo, y provoca más de 350.000 fallecimientos anuales.

El tratamiento inicial puede incluir cirugía, radioterapia, quimioterapia o tratamiento hormonal, no obstante, las opciones terapéuticas son limitadas si el cáncer se extiende a otras partes del organismo y desarrolla resistencia a la terapia hormonal.
Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/salud/nuevo-tratamiento-ralentiza-progresion-cancer-prostata-metastasico/20190930161921729047.html


© 2019 Opinión Bolivia

Opinión