Imprimir

Fuego quema más de 500 hectáreas de especies forestales en el Parque Tunari

Opinión Bolivia | 03 de agosto de 2020

Un voluntario del grupo GEOS apaga uno de los incendios en el Parque Tunari. Archivo
Un voluntario del grupo GEOS apaga uno de los incendios en el Parque Tunari. Archivo

Las zonas afectadas por las llamas están en los municipios de Sacaba y Tiquipaya. Se conoce que en los que va del año se reportaron más de 30 siniestros en la reserva ecológica.

Fuego y humo en tiempos de pandemia. Ese es el panorama que dejan los incendios registrados en el Parque Nacional Tunari, que tuvo ayer un total de cuatro incendios (sumados a los siete del sábado) abarcando un extenso terreno de 500 hectáreas. Las brasas afectaron a varias laderas, entre las cuales están Sacaba y Tiquipaya.

Al igual que el día anterior, la intensidad del fuego obligó a una labor titánica de los voluntarios a pesar de que el helicóptero Bumbi Bucket sobrevoló la zona en horas de la mañana. Los equipos habían logrado contener dos incendios el sábado, pero un fuerte foco quedó activo en Chimboco, Sacaba. La situación se tornó más adversa en el transcurso de ayer.

“El fuego está muy intenso. No todos pudieron llegar al epicentro de los incendios. Desplegamos 10 voluntarios, pero el terreno es muy grande. Necesitaremos aproximadamente dos días más para mitigar las brasas, que empeoraron por el viento”, explicó Carlos Azcárraga quien es el líder del Grupo Especial de Operaciones de Salvamento (GEOS).

Los trabajos duraron anoche hasta las 22:30 aproximadamente. Proseguirán hoy lunes para intentar sofocar las intensas flamas que afectan a dos municipios que forman parte del Parque Nacional Tunari.

“En total y solo este año estamos hablando de 35 incendios o más en los que hemos tenido que hacer todos los esfuerzos para intentar mitigar. Es un esfuerzo agotador porque pasamos entre ocho y 10 horas por día luchando contra el fuego”, acotó.

También los voluntarios de Tunari Sin Fuego requirieron el apoyo de vehículos 4x4 para llegar hasta las zonas donde el fuego se expandió en gran magnitud. Realizaron el pedido mediante las redes sociales.

A pesar de que, en las dos jornadas, hubo apoyo de personal de la Gobernación y la Alcaldía, las brasas se pusieron incontrolables e imparables. Azcárraga asoció la situación a la obra de personas dedicadas al chaqueo.

El director del Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap) en Cochabamba, Alberto Terrazas, informó que existen cinco focos activos. “Aún no tenemos el dato exacto, pero estimamos que más de 1.000 hectáreas ya se han quemado en la semana que concluyó. Aún nos falta controlar las brasas de Lak’i, Chimboco, Sapanani (Sacaba) y el último de Tiquipaya”, indicó en una entrevista con Bolivia TV.

En este panorama, la Federación de Empresarios Privados de Cochabamba (FEPC) sostuvo anoche una nueva reunión en la que compartió el proyecto con el que buscan disminuir la cantidad de incendios y generar una respuesta más efectiva para mitigar los mismos. Una vez más compartieron la propuesta de utilizar sustancias retardantes que impiden el avance descontrolado de las brasas, las tuberías nanopoliméricas que permiten obtener agua constantemente sin chocarse con el problema de que el elemento líquido se congeló y/o adhirió a la superficie más las dos cámaras de teledetección y drones forestales para registrar y localizar los focos de fuego en cuanto comienzan.

De acuerdo con las estimaciones preliminares, el equipo de monitoreo, que costará alrededor de 350 mil dólares, junto a retardantes forestales y unas tuberías, disminuiría en 85% la incidencia de siniestros en esa reserva.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/cochabamba/fuego-quema-mas-500-hectareas-especies-forestales-parque-tunari/20200803000735780670.html


© 2020 Opinión Bolivia

Opinión