Imprimir

Enfermedad seca a 350 árboles de la Llajta y temporal mata a 15

Opinión Bolivia | 04 de marzo de 2019

El “patógeno” afectó, especialmente, a los paraísos que hay en el Casco Viejo de Cochabamba, según un reporte de la Empresa Municipal de Áreas Verdes y Recreación Alternativa.





“Los va matando internamente”. Ese es el modo de actuar de una enfermedad detectada recientemente en al menos 350 árboles de Cochabamba.

Según un reporte de la Empresa Municipal de Áreas Verdes y Recreación Alternativa (Emavra), se contabilizaron esa cantidad de árboles secos, especialmente, en el Casco Viejo de la Llajta.

El responsable forestal de Emavra, Óscar Montaño, dijo que la mayoría de especies afectadas por el patógeno es paraíso.

Indicó que, hace 30 a 40 años aproximadamente, se introdujeron esos árboles a Cochabamba y la población, de la ciudad sobre todo, los plantó en sus aceras.

Ahora, si bien algunos de esos paraísos ya cumplieron su ciclo de vida, otros fueron atacados por una enfermedad que terminó por secarlos.

ENFERMEDAD En términos generales, Montaño dijo que el patógeno va matando la savia, ese es un fluido que es transportado por el tallo de la planta hasta llegar a las hojas. También se distribuye en el resto de la estructura.

La savia está compuesta por agua, elementos minerales y otras sustancias que regulan el crecimiento de la planta. Sin ese fluido, los paraísos de la Llajta están sentenciados.

Emavra está coordinando con la Dirección de Medio Ambiente del municipio para derribar esas plantas secas y sustituirlas por nuevas especies, nativas en lo posible.

Y es que su presencia en la ciudad representa un riesgo para la población.

CONSECUENCIAS Los factores meteorológicos como las lluvias, tormentas eléctricas y vientos registrados en el departamento en esta temporada dejaron 15 árboles caídos solo durante el fin de semana pasado.

Esa es la suerte que pueden correr algunos de los 350 árboles secos que hay en Cochabamba, según Montaño.

La quincena de plantas que cayó entre el sábado y domingos pasados no dejó daños materiales ni personales de consideración, según informe municipal oficial.

No obstante, debido a la dimensión de los árboles que se fueron cuesta abajo, muchas calles y avenidas principales quedaron obstruidas para el tránsito vehicular.

A lo largo de esta semana, el personal de Emavra se desplazó hasta las avenidas Gabriel René Moreno, Juan de la Rosa, Perú y otras para talar esos árboles.

Las especies más afectadas por el temporal no solo fueron los paraísos, también los tecomas, pinos y eucaliptos.

Montaño aclaró que no significa que esos tipos de árboles sean más vulnerables a las inclemencias meteorológicas, sino que “ya son muy longevos”. Explicó que su sistema radicular (raíces vegetales) está dañado y “con las tormentas y lluvias ya no tiene un buen anclaje”, por lo que se desploman.

RECOMENDACIÓN Para evitar un episodio como este, Emavra recomendó a los vecinos que, si advierten un árbol seco, enfermo o inclinado, lo reporten a la Dirección de Medio Ambiente de la Alcaldía de Cochabamba o al teléfono 4448430.

Nota

Para talar un árbol, los vecinos tienen que remitir una solicitud escrita a la Dirección de Medio Ambiente de la Alcaldía.

1 Sanción

Las personas que derriban árboles sin autorización de la municipalidad corren el riesgo de ser sancionadas económicamente por la Dirección de Medio Ambiente de la Alcaldía de Cochabamba.

Datos

Multa

Entre 500 y 1.500 bolivianos es el monto que las personas deben de pagar por dañar, podar o matar árboles, según la Ley del Arbolado, que rige en el municipio de Cochabamba.

Poda

Si un ciudadano quiere podar un árbol, debe cancelar entre 100 y 200 bolivianos, ese monto cubre el trabajo que realizan los expertos de la Empresa Municipal de Áreas Verdes y Recreación Alternativa (Emavra).

Enfermedades

Un caso de muerte de paraísos en Córdoba fue estudiado por el Instituto de Patología Vegetal.

La enfermedad era muy similar a la que afectó a los árboles de Cochabamba.

Según el portal www.zonalnoticias.com el patógeno se caracteriza, inicialmente, por el amarillamiento (clorosis) en el follaje, que comienza en forma internerval.

Las hojas más afectadas suelen acartucharse y disminuyen su tamaño.

En estados tempranos de la enfermedad es posible apreciar síntomas solo en una rama.

Con el avance de la infección se observan síntomas generalizados, necrosis, secado anticipado y muerte.

Este es el episodio que viven ciertos árboles de Cochabamba.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/cochabamba/enfermedad-seca-350-aacute-rboles-llajta-temporal-mata-15/20190304232900643197.html


© 2019 Opinión Bolivia

Opinión