Imprimir

Conalcam culpa a menonitas y brasileros por "desmonte a costa de la vida"

Opinión Bolivia | 03 de septiembre de 2019

A propósito del desastre en la Chiquitanía, la Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam) sostuvo que los menonitas y brasileros responsables de la lógica industrial que desemboca en desmontes de tierras.


La organización afín al Gobierno rechazó que se pretenda responsabilizar a los campesinos por lo que sucede en el oriente boliviano, aquejado actualmente con los incendios.    

“Denunciamos que  la extranjerización de la tierra en manos de menonitas y brasileros es la que ha traído esa lógica industrial que hoy provoca el desmonte a costa de la vida y que los intentos de culpar a las comunidades ocultan que más del 90 por ciento de las tierras en desmonte en el país terminan en manos empresariales y no de comunidades”, dice un pronunciamiento emitido por la Conalcam.

El comunicado fue emitido desde la Casa Grande del Pueblo, después de que los dirigentes de Conalcam se reunieron con el presidente Evo Morales

La Coordinadora acusó también a la derecha de rebrotar el racismo en Santa Cruz contra campesinos, mientas que calla sobre los extranjeros.   

“La derecha está haciendo renacer el racismo en Santa Cruz echando la culpa de los desmontes a los trabajadores campesinos, y no dice nada de los menonitas, ni de los brasileros ni de los grandes traficantes de tierras”.

La Conalcam llamó a “frenar el mensaje de odio”. También pidió sancionar a quienes provocan incendios con fines políticos.

Por último, la organización afín al MAS exhortó a consolidar los derechos de la Madre Tierra y luchar contra las visiones depredadoras del capitalismo.

El ejecutuivo de la CSUTCB oficialista culpó a empresarios ganaderos y extranjeros por los incendios. Explicó que los ganaderos queman en agosto, mientras que los campesinos lo hacen en septiembre.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/el-pais/conalcam-culpa-menonitas-brasileros-quot-desmonte-costa-vida-quot/20190903104200725194.html


© 2019 Opinión Bolivia

Opinión