Imprimir

Cientos de mujeres dicen: “No tenemos miedo, tenemos fuego”

Redacción Digital | 09 de marzo de 2020

Protesta en contra de la violencia machista en puertas del Tribunal Departamental de Justicia. OPINIÓN
Protesta en contra de la violencia machista en puertas del Tribunal Departamental de Justicia. OPINIÓN

Centenares de mujeres de todas las edades protestaron hoy en Cochabamba para manifestar su indignación en contra de la violencia machista y los feminicidios que, en algunos casos, quedan en la impunidad, según expresaron en sus pancartas.

La marcha que protagonizaron partió de las puertas de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) para dirigirse a las puertas del Tribunal Departamental de Justicia en la que pusieron seis muñecos en representación a algunas víctimas de feminicidio, al lado de los cuales acomodaron camisetas con los nombres de los feminicidas.

“Nos pronunciamos y marchamos sintiendo el profundo dolor y miedo de cada una de las mujeres asesinadas por la violencia machista y nos abrazamos fuertemente a ellas”, señalaron en el pronunciamiento del que hicieron lectura, frente a los efectivos policiales que resguardaban el ingreso del edificio judicial.

Muchas de ellas repudiaron, nuevamente, la ley 1173, como una de las causales para que los agresores que no llegan a juicio en los seis meses de detención preventiva obtengan su libertad.

Señalaron la “justicia patriarcal”, partidos políticos, Policía, el Gobierno y la iglesia como los principales gestores de la violencia y los “responsables de la negligencia en la búsqueda de justicia contra los actos de feminicidio”.

Se retiraron para continuar su marcha entonando la canción “El violador eres tú” y reiterando también su cansancio por “enfrentar la violencia cotidiana que invisibiliza el trabajo de cuidado y las labores del espacio doméstico que las mujeres hacen a diario”.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/cochabamba/cientos-mujeres-dicen-tenemos-miedo-tenemos-fuego/20200309193550755528.html


© 2020 Opinión Bolivia

Opinión