Imprimir

Cielos bolivianos, un reto a la fiabilidad de los aviones y sus operaciones

CLUB MOTOR | 01 de septiembre de 2019

La topografía nacional es el escenario perfecto para que fabricantes como Boeing y Airbus prueben el rendimiento de sus nuevos modelos. La altitud y el ambiente son un desafío para la ingeniería aeronaútica.

La distancia de vuelo entre las ciudades de Buenos Aires y Córdoba, es de aproximadamente 649 km. Ambas urbes son troncales en el país sudamericano y tienen una gran importancia en las conexiones para las aerolíneas locales.

En el lado opuesto, se tiene a Berna y Zúrich, que tienen una distancia entre ambosde casi 100 kilómetros, resultando en un vuelo de 15 minutos en total.

¿Y en Bolivia? Las ciudades principales son La Paz, Cochabamba y Santa Cruz. Un vuelo entre La Paz y Cochabamba, tiene una duración de entrre 20 y 40 minutos, según el plan de vuelo, además de las condiciones climatológicas.

Estos datos son determinantes en el funcionamiento promedio de las aeronaves. La respuesta a este importante parámetro son los ciclos de vuelo.

Cada vez que una aeronave realiza un despegue y un aterrizaje, se considera como un “ciclo de vuelo”.Vale decir también que cada vez que se realiza un viaje, el avión es presurizado y despresurizado, según IATA (Asociación Internacional de Transporte Aéreo)

Los datos de las distancias y tiempo de vuelo toman vital importancia en el desgaste que van sufriendo los distintos componentes, ya sean los motores, fuselaje, tren de aterrizaje, entre otros.

Bolivia tiene la particularidad de tener vuelos muy “cortos”, por lo que se realizan ciclos de vuelos con mayor frecuencia.

Una aeronave debe ser presurizada para que las personas no sientan los efectos de la altura al ascender. Esto provoca una fatiga en el fuselaje, por lo que, al tener que despegar y aterrizar constantemente, se somete a un desgaste más prematuro.

CICLOS Y FATIGA

Para el director de ventas de aeronaves comerciales de Boeing en América Latina, Randy Lander, la topografía de  Bolivia provoca que las condiciones de vuelo sean diferentes a la de otros países.  “Las operaciones del aeropuerto de la ciudad de El Alto son en condiciones únicas, Boeing ha venido realizando pruebas de sus aviones en este aeropuerto por su topografía”

El Aeropuerto Internacion de la ciudad de El Alto (SLLP), se encuentra a 4.061 metros sobre el nivel de el mar, siendo el aeropuerto internacional con mayor altitud en el mundo.

Las aeronaves que operan en El Alto deben tener la capacidad de generar suficiente empuje en su particular altitud, además de forzar más la estructura del fuselaje y las alas. Todas estas circunstancias de operaciones obliga a las aerolíneas bolivianas a realizar un mantenimiento aún más exhaustivo a requerimiento de cumplir las regulaciones aéreas estipuladas por OACI (Organización Internacional de la Aeronaútica Civil)

Las aeronaves tienen periodos de mantenimiento determinados según los parámetros de operación, ciclos de vuelo, condiciones de los aeropuertos, entre otros aspectos.

Naturalmente, las realización de vuelos en territorio boliviano se convierten en un reto a la fiabilidad de los aviones, como también, un desafío para pilotos/as.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/informe-especial/cielos-bolivianos-reto-fiabilidad-aviones-operaciones/20190901000000680429.html


© 2019 Opinión Bolivia

Opinión