Imprimir

Buscan liberar hospitales de pacientes con mejoría y atención en segundo y tercer nivel

Redacción | 11 de julio de 2020

Pacientes del hospital Solomon Klein de Cochabamba son dados de alta. DICO SOLÍS
Pacientes del hospital Solomon Klein de Cochabamba son dados de alta. DICO SOLÍS
Los médicos del Hospital del Tórax aseguran que no tienen recursos humanos ni sistemas de bioseguridad y el Sindicato de Ramas Médicas (Sirmes) alerta de un riesgo de contagio.

El colapso en los hospitales del departamento de La Paz obliga a asumir medidas como la de liberar el espacio dando de alta a los pacientes que den negativo a la primera prueba de coronavirus COVID-19. A esto se suma la determinación de ampliar la atención a los centros de segundo y tercer nivel.

En pasados días, la Unidad de Epidemiología del Ministerio de Salud dispuso que los pacientes pueden dejar el aislamiento. Según informó el secretario interino de Salud de la Alcaldía de La Paz, Cristian Pereira, citado por Urgente.bo, esa disposición permitió que en el hospital La Portada se liberen 13 camas y en el hospital Cotahuma 12, mismos que están disponibles para recibir más pacientes.

“Dando respuesta a la disposición del Servicio Departamental de Salud, de hace cinco días atrás, en el que se establece periodos de permanencia hospitalaria de 21 días, más una prueba negativa, en este momento en el centro de aislamiento estamos con 271 pacientes internados, o sea que tenemos una buena capacidad de respuesta a cualquier paciente que requiera la internación. Tenemos la holgura suficiente para seguir recibiendo a los pacientes que lo necesiten”, comunicó.

Con respecto a las Unidades de Terapia Intensiva (UTI), el edil informó que en el hospital La Portada continúa lleno y que en los próximos días pondrán en funcionamiento los equipos de UTI que fueron entregados por el Ministerio de Salud. Pereira añadió que de momento se trabaja en la instalación de los equipos, la contratación del personal que se hará cargo y la capacitación de los profesionales.

LA SITUACIÓN El director del Instituto Nacional del Tórax dio a conocer que hasta la fecha hay al menos 120 contagiados entre galenos y personal. Además, indicó que no cuentan con recursos humanos ni sistemas de bioseguridad.

“No tenemos recursos humanos, no tenemos sistemas de bioseguridad, por eso se ha contaminado este hospital y no tenemos financiamiento que el Estado nos dé desde hace cuatro meses son casi 2 millones de bolivianos que se le deben a hospital del Tórax y al Complejo 20 millones o algo así”, indicó.

Sostuvo que algunos funcionarios visitaron el Ministerio de Salud y al Servicio Departamental de Salud (SEDES) en reiteradas ocasiones y reclamó que el personal de estas instancias no se acercó al nosocomio en ningún momento. “Estamos aterrorizados porque no hay eco de nuestras autoridades”, mencionó.

Asimismo, indicó que cuentan con pacientes que esperan a ser atendidos, de ellos, 22 para cirugía cardiaca. Además, habría enfermos en la especialidad de neumología, con tuberculosis, pacientes diabéticos e hipertensos.

 “Es para mí una situación de extrema gravedad y tengo entendido que el sindicato médico de La Paz, también ha hecho una presentación de su disconformidad y su malestar”, dijo.

UN RECHAZO El Sindicato de Ramas Médicas (Sirmes) de La Paz expresó ayer su rechazo a un instructivo que emanó del SEDES, en el cual ordena que hospitales de segundo y tercer nivel atiendan en emergencia a pacientes con sintomatología COVID-19, sin restricciones.

El ejecutivo sindical, Fernando Romero, explicó que el rechazo se debe a que los hospitales, sobre todo del complejo de Miraflores, deben atender a pacientes de otras patologías, como cardiopatías, embarazos o problemas renales, que correrían riesgo de infectarse.

“Nos declaramos en estado de emergencia, en pie de movilización, porque no es un instructivo que viene sin planificación, sin coordinación”, dijo.

Recalcó que si bien se entiende la necesidad de atender a pacientes COVID, no se puede olvidar a los miles de personas que van al complejo por otras patologías y que son todos los días atendidas.

Alertó que, por ejemplo, si un paciente renal contrae el COVID por asistir al complejo hospitalario, llevaría a su muerte.

EL PERSONAL El instructivo del SEDES ordena también que en 24 horas se otorguen listas del personal que no esté cumpliendo funciones asistenciales, para que sea asignado a otros centros a fortalecer la lucha contra la pandemia.

Esa medida fue rechazada por el director del Hospital del Tórax, Édgar Pozo, porque, dijo, no se puede tratar al personal como su fiera “sillas” para su traslado, cuando en ese nosocomio se necesita atender a miles de pacientes.

Pozo sostuvo que la situación de ese nosocomio es “calamitosa”, puesto que de 350 funcionarios, 124 contrajeron COVID y otro tanto está de baja por su edad.

También rechazó que se les obligue a atender pacientes COVID, cuando no tienen condiciones adecuadas de protección en bioseguridad. Apuntó que justamente por esa carencia el personal fue infectado.

Asimismo, el directivo criticó que en el instructivo se advierta con responsabilidad legal a quien no lo cumpla. Señaló que así todos los funcionarios del Hospital del Tórax tendrían que ir a la cárcel.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/pais/buscan-liberar-hospitales-pacientes-mejoria-atencion-segundo-tercer-nivel/20200711001521777129.html


© 2020 Opinión Bolivia

Opinión