Imprimir

Bolivia y los retos para el 2021

Editorial |

Editorial | 01 de enero de 2021

Bolivia, al igual que todos los países del mundo, recibe el 2021 con esperanza y con varios retos que debe comenzar a enfrentar desde los primeros días de este nuevo año. Entre los principales temas que debe priorizar el presidente Luis Arce Catacora están la economía, salud, educación y generación de empleo.

En los primeros casi dos meses de gestión, el Mandatario promulgó varias leyes para reactivar el aparato productivo, entre ellas el impuesto a la riqueza y la devolución del 5% del IVA para los trabajadores que ganen menos de 9.000 bolivianos. También autorizó pago del Bono Contra el Hambre, medidas que, según el Gobierno, generarán un importante movimiento económico y permitirán captar más ingresos al fisco que, al final, se convertirán en programas y obras que beneficien a todos los bolivianos.

En estos momentos, hay otros dos temas que merecen especial atención de las autoridades nacionales, departamentales y municipales: la lucha contra el rebrote del coronavirus y la gestión educativa. En el primero, es importante que el Presidente consolide la compra de la vacuna rusa, la misma que aunque demorará un poco en llegar, ya está encaminada. Mientras, es vital que los tres niveles de gobierno coordinen el trabajo y prioricen los recursos económicos para enfrentar la nueva arremetida del mortal virus, ya que es la única forma de preservar la salud y la vida de los bolivianos.

En educación, aunque ya se ha definido tres modalidades de enseñanza para la gestión 2021 (presencial, semipresencial y a distancia), estas  dependerán del comportamiento de la COVID-19 en cada región del país. La decisión de volver a las aulas está tomada y es lo mejor, sobre todo, si consideramos que los estudiantes, en la mayoría de colegios fiscales, han perdido toda la gestión pasada y, aunque fueron promovidos, no están preparados para asumir el reto que les demanda el curso inmediato superior.

No hay duda que se debe precautelar la salud de los estudiantes, es por eso que el gobierno maneja esas tres opciones para el proceso de enseñanza – aprendizaje.

En la gestión pasada, el mortal virus y la cuarentena de meses provocó el cierre de empresas y el desempleo creció de forma alarmante. Más de 250.000 personas pasaron a engrosar las filas de los desempleados. Ahora, el reto es generar condiciones para que se abran nuevos emprendimientos y con ellos nuevas fuentes de empleo.

El 2021 será un año diferente en muchos aspectos. Al gobierno del presidente Arce se sumarán las nuevas autoridades que serán elegidas el 7 de marzo en las subnacionales.

Será vital que el trabajo sea coordinado entre todas las autoridades sin importar los colores políticos o la ideología que tengan. Bolivia ahora más que nunca necesita de la unión de todos sus habitantes y de sus autoridades.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /opinion/editorial/bolivia-retos-2021/20201231182857801913.html


© 2021 Opinión Bolivia

Opinión