Imprimir

Aremazu: “Ser ilustrador significa contribuir

Melissa Guardia | 13 de octubre de 2019

Uno de los comics.
Uno de los comics.
El ilustrador cruceño comparte su trabajo con la Ramona en el marco de los próximos elecciones.

Aarón Mariscal Zúñiga (Santa Cruz, 1996), mejor conocido como Aremazu entre sus colegas, es un joven ilustrador, historietista y humorista gráfico cruceño, quien antes de entrar al mundo de la ilustración, egresó como Licenciado en Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno carrera en Santa Cruz de la Sierra. 

Mariscal  ha desarrollado habilidades periodísticas y de diseño gráfico. De este modo, se ha desenvuelto laboralmente como periodista en el diario El Deber. Fue editor y columnista en una revista digital de cine. Además fue  diseñador gráfico en un estudio creativo para elaboración de marcas, estrategias publicitarias y marketing digital. Actualmente,  trabaja como analista de comunicación en una consultora internacional, habiendo contribuido al área de Relaciones Públicas para marcas como Tigo, Imcruz, Sony Music, Fair Play, Inti y Kimberly-Clark. Paralelamente, crea contenidos digitales y administro redes sociales para Comic Bolivia, plataforma web para autores nacionales de historieta. “Ser ilustrador, a partir de mi experiencia, es un reto muy grande porque aquí el mercado de la ilustración está recién naciendo. La gente todavía no está acostumbrada a este tipo de oficios”, mencionó Mariscal. 

Desde los 15 años, como comenta Mariscal,  ha ido tomando interés por el arte de la ilustración. De este modo, ya estando en la universidad, el año 2016 empezó a distribuir pequeños fanzines (historietas artesanales) como crítica al sistema educativo. Posteriormente,  el 2017 publicó historietas de humor como Dr. Fanzine y Atatau (revista Sketch). Asimismo, ese mismo año trabajó con ‘Revolución Jigote’ elaborando fanzines de educación ciudadana.

“En La Paz y Cochabamba, bastante gente produce este tipo de material que hace referencia a la cultura de cada región. Y acá en Santa Cruz, ¿por qué no reflejar el arte de esa misma manera?”, dijo Mariscal.  

El año 2018, junto con los ilustradores y amigos cercanos fundó “Tintazul”, colectivo que se dedica la producción de material propio tanto en cómic e ilustración; conformado por Andrea Ribera Rivero (Andri), Gabriela Veizaga Vallejos (Gave), Andrea Gonzales Sevilla (Pandora) y Erwin Poehlmann Martínez (Pulpollo). 

Desde su creación, el colectivo ha asistido a múltiples eventos y ferias. Como cuenta Aremazu, al mismo tiempo que elaboraban mercancía con sus ilustraciones, publicaron fanzines como Porrazo o El Junte. “Se está empezando a abrir un mercado con los ilustradores como en las convenciones de anime. Uno de los desafíos más grandes es lograr un estilo  y temática que capte al público. Hay que estudiar muy bien  a la población para entender sus gustos y preferencias”, afirmó Mariscal. 

La inspiración de Aremazu viene de distintos artistas bolivianos como Marco Tóxico. No obstante, él se caracteriza por plasmar temáticas de la sociedad cruceña, algo de anime. Sin embargo, con el tema que ha llegado a ser reconocido fue con los stickers  de presidentes del país. “Un logro muy grande  a nivel personal como ilustrador, fue que se me conozcan por temáticas de ‘elementos cambas’, algunos memes que los he vuelto stickers, y sobre todo presidentes de Bolivia que tengan frases que lo identifiquen, como Mariano Melgarejo y Víctor Paz Estenssoro”, indica Mariscal. 

Mariscal aspira a contribuir al desarrollo de la cultura e identidad a través del diseño gráfico y la ilustración. “Ser ilustrador significa querer reflejar tu identidad, contribuir  a que  la población conozca su propia cultura e identidad; y por qué no hacerlo mediante la ilustración”, finaliza Mariscal. 

Estudiante – [email protected]

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/ramona/aremazu-ser-ilustrador-significa-contribuir/20191012043600731339.html


© 2019 Opinión Bolivia

Opinión