Imprimir

Algunos repatriados se quedan, otros se van; la salud de un contagiado se complica

BETTY CONDORI ROJAS | 26 de marzo de 2020

Los funcionarios aplican medidas de control a los repatriados en la Escuela Técnica de Salud. DICO SOLÍS
Los funcionarios aplican medidas de control a los repatriados en la Escuela Técnica de Salud. DICO SOLÍS
En la jornada de ayer prevaleció el recibimiento, control y posterior desalojo de repatriados. Llegaron a Cochabamba dos grupos de Chile y uno de Brasil

Ayer un grupo de aislados que estaban en la ex Villa Suramericana fueron trasladados hasta sus casas. Unos se fueron caminando y sin cumplir con medidas de seguridad, pasando en medio de vecinos que vigilaban que el desalojo se realizar. Otro grupo reducido, de entre 15 a 20 personas, decidió quedarse y cumplir con la cuarentena en La Tamborada. Todos, más de 200, habían llegado de Chile.

Una tercera agrupación llegó, también de Chile, vía Pisiga. Fue atendida en la Escuela Técnica de Salud y se cumplió los protocolos de salud, firmar el compromiso de mantenerse en cuarentena en sus domicilios. Eran 74 personas que tienen residencia en Cochabamba. Al mismo lugar, a media tarde de ayer arribaron tres buses provenientes de Puerto Quijarro, Brasil.

En tanto, las autoridades del Servicio Departamental de Salud, SEDES, confirmaron que en Cochabamba el número de infectados se mantiene en tres, pero uno de ellos tiene complicada su salud. "Uno de los tres pacientes presentó distress", informó el director de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud, SEDES, Artuto Quiñones. Se trata de una complicación respiratoria aguda, según consultas a neumólogos. 

La enfermedad del coronavirus atacó a 38 personas en el país, de los que tres se encuentran en Cochabamba.

El Gobierno dictó cuarentena en Bolivia, pero anoche radicalizó con la declaratoria de emergencia sanitaria, mayor restricción de circulación vehicular y peatonal, incremento de multas, además de aprehensión de quienes se resistan a acatar las medidas. 

Los municipios también tomaron sus propias medidas. Quillacollo cerró ya su jurisdicción. Cochabamba instaló cámaras para detectar a personas con temperatura alta y cercó los mercados.

En las calles aún se ven a personas caminando sin control ni restricción. 

VILLA SURAMERICANA El martes, a la ex Villa Suramericana, en la zona sur de la Tamborada, llegaron más de 200 personas de las que 50 son de Santa Cruz y se fueron en un bus a su lugar de origen. El resto fue sometido a controles de salud, identificaron la casa donde se comprometieron mantener cuarentena, y firmaron un compromiso para no salir de sus viviendas por el tiempo de aislamiento.

Una de las repatriadas, de 21 años, que llegó desde Chile junto con su pareja, su hermana y el enamorado de esta, relató a OPINIÓN que esperaron todo el día para ser conducidas hasta sus casas. “Algunos estaban en la puerta con sus maletas esperando el bus”. 

Relató que finalmente a las 8 de la noche, llegó dos buses para llevarlas. “En este momento estamos subiendo (al bus). Somos de Quillacollo. Hay otras personas de Tiquipaya, del Chapare y de la zona norte. Ya los han llevado a una parte de los que son de Santa Cruz, pero otro grupo a{un espera”.

Explicó que médicos del SEDES practicaron controles. Somos como 157 personas y de Santa Cruz estaban otras 50. “Hoy (miércoles) la atención estaba mejor que ayer (martes). Nos dieron desayuno a las 12 del mediodía y a las 13:00 recibimos un pollo al horno con su sopa”. 

Toda la tarde estaban pendientes de ser trasladas a sus lugares de origen. Ella salió en bus, pero el canal de televisión Red Uno mostró imágenes de repatriados que salían caminando, en medio de los vecinos que permanecían vigilantes esperando que se complete el desalojo. Los que iban a pie no cumplían ninguna medida de seguridad, más allá del barbijo.  

La joven cochabambina contó que viajan por temporadas a Chile. “Hemos estado un mes y medio allá. Vamos para la cosecha de uva, pero y otras frutas”. 

ESCUELA TÉCNICA En la mañana, otro grupo de cochabambinos llegaron a la Escuela Técnica de Salud siguiendo todas las medidas de seguridad. Era un grupo de 74 personas. Les midieron la temperatura, tomaron datos personales y firmaron el documento de compromiso de cuarentena.

A media tarde, dos buses llegaron a la  misma Escuela de Puerto Quijarro con 76 bolivianos repatriados de Brasil.

Al igual que en la mañana fueron sometidos a estrictas medidas de seguridad. En el lugar había militares y Policías.

A mediodía, el ministro de Trabajo y delegado presidencial para Cochabamba, Óscar Mercado, dijo que cumplirán con los derechos que tienen los repatriados: "A nadie se le puede negar el retorno a su tierra”. 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/cochabamba/algunos-repatriados-quedan-otros-van-salud-contagiado-complica/20200325233327758362.html


© 2020 Opinión Bolivia

Opinión