Imprimir

Alerta en penales del país por 91 casos positivos y el ingreso del coronavirus a través de alimentos

Redacción | 11 de julio de 2020

El retiro de uno de los cuerpos del penal de San Pedro de La Paz. APG
El retiro de uno de los cuerpos del penal de San Pedro de La Paz. APG
Cerca de 300 privados de libertad se beneficiaron con el decreto presidencial de indulto y amnistía.

Alerta en los diferentes recintos penitenciarios del país por el incremento de casos y sospechas de que se busca el contagio de coronavirus COVID-19 para poder beneficiarse con la libertad.

El director General de Régimen Penitenciario, Clemente Silva, informó, citado por ABI, que hasta la fecha se registraron 91 casos positivos y al menos 99 sospechosos en las principales cárceles del país.

Desde la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) se investiga el posible ingreso del virus, a través de alimentos, a la cárcel de San Pedro.

"Tenemos información en investigación que un privado de libertad, en coordinación con algún familiar, habría establecido comunicación para que el coronavirus pueda ingresar a través de alimentos, en este caso de masitas", informó Silva.

El caso fue denunciado ante la FELCC, que de manera inmediata inició la investigación, logrando identificar al presunto sospechoso.

Este privado de libertad fue aislado de la población penal de San Pedro, mientras duren las investigaciones.

POR SU LIBERTAD Por determinación de los propios internos, hace más de dos meses se prohibieron las visitas al interior de las cárceles, para prevenir los contagios de la pandemia, aunque pese a esta determinación se produjeron infectados, por lo que se investiga cómo pudo ingresar el virus.
Por otra parte, Silva denunció que en la cárcel de Palmasola, en Santa Cruz, hay reos que optaron por provocarse enfermedades para que sean remitidos a centros de salud fuera del penal.
Algunos, dijo, consumen azúcar para provocarse diabetes. Explicó también que algunos hacen correr el rumor de que los pacientes con coronavirus pueden salir de la cárcel, cuando en realidad hay procedimientos y protocolos establecidos.

LAS PRUEBAS Silva cuestionó el retraso en la entrega de resultados de las muestras obtenidas de los internos por parte del Servicio Departamental de Salud (SEDES).
Dijo que también aguardan los resultados de las pruebas tomadas a personas que fallecieron en distintas cárceles, para confirmar o descartar que murieron debido al virus.
Informó que en la cárcel de San Pedro, en La Paz, donde hay más de 2.600 internos, se realizaron 34 pruebas rápidas a los reos que presentaron síntomas de la enfermedad.
A su juicio, una de las causas para que los privados de libertad se contagien son las audiencias presenciales, pues deben asistir a los juzgados, donde tienen contacto con personas infectadas.

INDULTO Por su parte, el viceministro de Régimen Interior y Policía, Javier Issa, informó ayer que cerca de 300 privados de libertad se beneficiaron con el Decreto Presidencial de Indulto y Amnistía 4226.
La autoridad explicó, a través de un comunicado, que el Ministerio de Gobierno agilizó los trámites administrativos ante la justicia, antes de que sea promulgada esta norma, mediante la selección de los documentos que son requeridos.

El 9 de abril, la presidenta Jeanine Áñez, aprobó un decreto de indulto y amnistía para todos los privados de libertad con más de 58 años, excepto a quienes se encuentren recluidos por violar niños o haber cometido feminicidio, entre otros delitos considerados graves.

El Decreto Presidencial establece en el caso de las mujeres que tengan 55 años y más de dos hijos, además de personas que delinquieron por vez primera, o que tengan enfermedades de base que podrían complicarse con el coronavirus COVID-19.

"Lo que pasa es que se tiene que hacer un pequeño trámite con el decreto de indulto, al margen que se ha coordinado con la mayoría de los Tribunales de Justicia para favorecer a todos los beneficiarios", apuntó.
A la fecha existen al menos 18.671 personas privadas de libertad en las 48 cárceles del país; de ese total, el 80 % no tienen sentencia.

CON LA FAMILIA El Ministerio de Gobierno habilitó líneas telefónicas especiales para que los internos que tengan emergencias médicas puedan comunicarse con sus familiares, y anunció la implementación de centros de aislamientos.

"No hay visitas en los penales, por ello se habilitaron líneas telefónicas para que en caso de emergencia los privados de libertad tengan contacto con sus familiares", apuntó Issa.

Aseguró que, apenas llegó al país la pandemia, en marzo pasado, inmediatamente se trabajó en protocolos de bioseguridad con expertos de diferentes lugares, además se pensó en la disposición de centros coronavirus al interior de los centros de reclusión.

"En Palmasola (Santa Cruz) tenemos lo que se denomina Casa Blanca, en El Abra (Cochabamba) el Pabellón 51 y en el penal de San Pedro (La Paz) tenemos La Grulla, para cerca de 40 privados de libertad y donde al momento 18 internos están aislados", resaltó.

En el caso de La Paz, la anterior semana hubo un fallecido en San Pedro, pero días después se registraron otros seis decesos. El primero perdió la vida por broncoaspiración y del resto se aguardan los resultados de las pruebas, aunque admitió que existe escasez de reactivos para los exámenes.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/pais/alerta-penales-pais-91-casos-positivos-ingreso-coronavirus-traves-alimentos/20200711000614777124.html


© 2020 Opinión Bolivia

Opinión