Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 16 de abril de 2021
  • Actualizado 23:08
Informe Especial
Sonia Galindo se ató a las rejas del Palacio de Justicia con la pesada cadena del camión de su hermano. DICO SOLÍS-OPINIÓN

El grito de mujeres que sacude a la adormilada Justicia

Mujeres víctimas de violencia o sobrevivientes de intentos de feminicidios se cansaron de esperar cinco o más años para que los agresores paguen por el crimen que cometieron. En su desesperación e impotencia formaron colectivos sociales para develar la actuación de policías, fiscales y jueces que descuidaron, desatendieron o abandonaron sus casos. Armadas con carteles, canciones, gritos y petardos protagonizan protestas en juzgados denunciando la ausencia estatal en la Justicia; se convierten en la presión, en el control social y hasta en la fiscalización de los operadores de Justicia.

Los jugadores colombianos que llegaron a Cochabamba con engaños. DICO SOLÍS

Pelota sucia: la silenciosa trata de futbolistas en Latinoamérica

Cientos de jóvenes, la gran mayoría colombianos, han sido víctimas de la estafa de falsos empresarios que les prometen un lugar en el olimpo del balompié y terminan abandonándolos en otros países.
A fondo. La pandemia y la muerte en Cochabamba

Entierros son solitarios, se hacen en zanjas o se creman cuerpos

Los hornos de los cementerios pueden incinerar hasta cuatro cuerpos por día. La Alcaldía de Cochabamba da, además, la alternativa de enterratorio en fosa “uno al lado de otro” en casos de COVID-19.

Les dan una pileta, charlas e insumos contra la COVID-19

Una mujer que vivía en situación de calle falleció la pasada semana. No se conoce oficialmente la causa de su muerte. El director de la Fundación Estrellas en la Calle, Víctor Arellano, describe que los compañeros de la mujer contaron que fue por una intoxicación con droga:...

Los yuracarés tienen síntomas de COVID-19 y no acceden a pruebas

Pedro (nombre cambiado) contesta el teléfono tosiendo. Durante la conversación también se oye, de fondo, toser a su mamá, una mujer de 83 años. “Son síntomas de coronavirus”, asegura él, y agrega que también tienen fiebre y dolores. Él vive en Trinidadcito, una comunidad con...