Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 03 de diciembre de 2022
  • Actualizado 00:00

LA PACIENTE LLEGÓ DE BRASIL CON LOS SÍNTOMAS. SALUD ALERTA SOBRE UN POSIBLE FOCO EPIDEMIOLÓGICO.

Primer caso de zika en Bolivia pone en alerta a las autoridades

Primer caso de zika en Bolivia pone en alerta a las autoridades



El Servicio Departamental de Salud (SEDES) de Santa Cruz confirmó ayer el primer caso de zika en el país, que afectó a una mujer de 58 años contagiada en Brasil, donde en noviembre las autoridades declararon el estado de emergencia sanitaria por causa de esta enfermedad.

Los servicios sanitarios bolivianos realizaron el diagnóstico el martes y el director del SEDES, Joaquín Monasterio, lo anunció este miércoles en una rueda de prensa.

La mujer acudió a los servicios de salud el pasado 31 de diciembre con los síntomas comunes del zika, que son dolor de cabeza, fiebre, dolores articulares y manchas en la piel, informó Monasterio, según EFE.

El zika lo transmite el mosquito de la especie Aedes Aegypti, el mismo que contagia el dengue y el chikunguña.

ATENCIÓN La afectada recibió atención diagnóstica, está estable, "en perfecto estado de salud" y "en casa", según aseguró la autoridad sanitaria.

Además, dado el momento de desarrollo de la enfermedad y las medidas de bloqueo tomadas para prevenir ulteriores infecciones, Monasterio aseguró que es "muy difícil" que la paciente pueda contagiar a otras personas.

No obstante, advirtió de que "van a venir más casos" y no descartó que se pueda desarrollar un foco epidémico en los próximos meses.

Las autoridades están reforzando el control en zonas de riesgo, como la frontera de Brasil, para evitar que se formen criaderos de mosquitos, sobre todo por la temporada de lluvias, agravada por el fenómeno de El Niño.

A la población, particularmente de las zonas tropicales, se le recomienda el uso de insecticidas y repelentes para prevenir las picaduras y el uso de mosquiteros para proteger los hogares. Monasterio recordó que el virus del zika no es un virus letal como el dengue o el chikunguña, sino "un virus que produce malestar con menos posibilidades de muerte y menos complicaciones".

Bolivia registró su primer caso en 2016, pero llevaba tiempo aplicando medidas de prevención y fumigación en las zonas tropicales, especialmente las fronterizas con Brasil.

En diciembre, la Ministra de Salud, Ariana Campero, se reunió en Cochabamba con los directores de salud de los nueve departamentos del país, para coordinar medidas de prevención y atención en los casos de dengue, chikunguña y zika. Entre esas está el control en aeropuertos para detectar a los pasajeros que ingresen al país con síntomas de esas enfermedades.