Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 24 de junio de 2024
  • Actualizado 22:04

Sharapova-Kvitova, duelo entre una joven veterana y una "recién llegada"

Sharapova-Kvitova, duelo entre una joven veterana y una "recién llegada"



La final femenina de la edición número 125 del histórico torneo de Wimbledon enfrentará el sábado a una tenista considerada veterana en el circuito pese a sus 24 años, la rusa Maria Sharapova, y a una recién llegada a las rondas finales de un Grand Slam, la checa Petra Kvitova, de 21.



Sharapova, ganadora en el All England Club en 2004, con 17 años, se deshizo hoy en semifinales de la alemana Sabine Lisicki en dos sets (6-4 y 6-3), y vuelve cuatro años después a la final de un gran torneo tras pasar un largo calvario de problemas físicos provocados por una lesión en el hombro derecho en 2008.

"Cuando sabes lo que se siente al levantar un trofeo de los grandes, los que realmente quieres conseguir en tu carrera, y sabes lo bien que puedes llegar a jugar, no puedes darte por vencida", explicó Sharapova al hablar del camino que tuvo que recorrer para volver a ocupar las primeras posiciones del ránking de la WTA.

La número seis del mundo y quinta favorita del torneo, poseedora de tres Grand Slam (Estados Unidos, en 2006, y Australia, en 2008, además de Wimbledon, en 2004), ya mostró un gran nivel en el reciente Roland Garros, donde cayó derrotada en semifinales por la jugadora que acabaría ganando el torneo, la china Na Li, y ha confirmado en este Wimbledon su buen estado de forma.

La rusa no ha cedido este año ni un sólo set sobre la hierba de Londres, aunque no se ha enfrentado a ninguna de las diez primeras cabezas de serie.

Antes de Lisicki, número 62 en el ránking, la rusa se deshizo de la eslovaca Cibulkova, favorita número 24, de la china Shuai Penga, cabeza de serie número 20, y de Klara Zakopalova (República Checa), Laura Robson (Reino Unido) y Anna Chakvetadze (Rusia).

Sharapova, que tuvo que cambiar su forma de servir tras su lesión en el hombro, es la sexta jugadora con más saques directos anotados en esta edición del torneo (21), mientras que su rival en la final, Kvitova, es la tercera (35).

Ambas jugadoras sólo se han enfrentado en una ocasión en el circuito, en las semifinales del torneo de Mepmphis, Estados Unidos, la temporada pasada, en un partido en el que venció la rusa por 6-4 y 6-3.

A ese precedente se refirió Kvitova tras su encuentro de semifinales de hoy, en el que apeó a la cuarta favorita, la bielorrusa Victoria Azarenka, por 6-1, 3-6 y 6-2.

"Por supuesto (Sharapova) cuenta con la experiencia, ya ha ganado aquí y sabe cómo es una final de Wimbledon. En eso tiene ventaja, pero ya jugué una vez contra ella y perdí, así que ahora me toca ganar", señaló la octava clasificada en el ránking de la WTA.

Kvitova jugó por primera vez unas semifinales de un gran torneo la temporada pasada, precisamente en Wimbledon, en las que perdió contra la jugadora que se acabaría llevando el título, la estadounidense Serena Williams.

Antes de aquella ocasión, la checa no había ganado partido alguno sobre hierba en el circuito, ni había logrado superar la cuarta ronda de un gran torneo.

Este año, Kvitova alcanzó los cuartos de final del Abierto de Australia y los octavos de final en París, y ahora afronta la primera final de un Grand Slam en su cuarto intento sobre la hierba de Londres.

En su camino hacia el último partido del campeonato, la checa ha dejado en la cuneta a la búlgara Tsvetana Pironkova, la belga Yanina Wickmayer, a la italiana Roberta Vinici, a la británica Anne Keothavong y la estadounidense Alexa Glatch.