Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 17 de octubre de 2021
  • Actualizado 03:10

Kriolla, destacan el poder de las salsas en la cocina boliviana

En el valle cochabambino, antiguamente habitado por quechuas, muchas de sus salsas como ser la llajua, tienen un origen mágico y con historia, lo que ha conseguido que desde entonces las salsas evolucionen.

Kriolla, destacan el poder de las salsas en la cocina boliviana.
Kriolla, destacan el poder de las salsas en la cocina boliviana.
Kriolla, destacan el poder de las salsas en la cocina boliviana

La llajua y la salsa de maní son solo algunas de las delicias que acompañan los platillos bolivianos, que reúnen familias y amigos para disfrutar de la tradición nacional.

Bolivia destaca en el mundo por tener una variedad de historias o leyendas con las cuales trata de explicar el porqué de muchas cosas. Las salsas tradicionales que acompañan cada uno de los platos típicos, también son parte de estas. 

Sobresalimos con nuestra variedad de platos tradicionales que encantan a los turistas que llegan de visita. Sin embargo, un aderezo que siempre forma parte de la cocina boliviana son las salsas.

En el valle cochabambino, antiguamente habitado por quechuas, muchas de sus salsas como ser la llajua, tienen un origen mágico y con historia, lo que ha conseguido que desde entonces las salsas evolucionen, cumpliendo una sola función: irradiar magia al paladar boliviano, destacando nuestra cultura a nivel internacional.

La famosa salsa de maní nace principalmente para disfrutar de los tradicionales anticuchos del país, expandiendo la costumbre de consumirla incluso en otros platos a nivel nacional y en otras regiones.

La llajua, la salsa de maní, son solo algunas de las salsas que sacian el paladar boliviano, para acompañar otros platos y disfrutar en familia, dándole un sabor más tradicional de Bolivia.

“Grupo Venado es una empresa boliviana que trabaja para los bolivianos, por lo que continuamente trabajamos en presentar nuevas ofertas para la población. En esta oportunidad, quisimos ser parte de la mesa de las familias bolivianas con nuestra línea de salsas “Kriolla”, con la cual ofrecemos el sabor tradicional de Bolivia para que puedan consumirlo con cualquier comida que deseen”.

De igual manera, en Bolivia se suele acompañar al pollo con arroz y al churrasco con salsas que destaquen el sabor de estos platillos con un toque de picante.

Un ejemplo de la identidad que nos brindan como bolivianos esta salsa, es la llajua ya que está tan posicionada de manera internacional, que muchas franquicias que se encuentran en el país han añadido a su menú esta salsa.

“Destacamos el sabor de los bolivianos con nuestras presentaciones de salsas de maní, llajua, pollo con arroz y salsa churrasquera, en homenaje a la fuerza de nuestra cultura”.