Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 27 de octubre de 2021
  • Actualizado 06:51

Visite la tierra del amor: TIRAQUE

Visite la tierra del amor: TIRAQUE



“Envueltos por la promesa del amor eterno, los turistas nacionales y extranjeros llegan hasta Tiraque, a 65 kilómetros de Cochabamba, a una hora de viaje en transporte público, para beber de las aguas de la Fuente del Amor”, señala una publicación del sitio web boliviaviajes.org.

Y como ya se ha convertido en parte de una tradición, según el mismo reportaje, el 21 de septiembre decenas de parejas de enamorados viajan hacia esta provincia “con el firme propósito de fortalecer su relación y que con la acción de beber el agua lograr que su amor sea eterno. Aun cuando no hay pruebas científicas del poder mágico de esta vertiente”

UNA PROVINCIA ENAMORADA

En Tiraque hay que destacar tres espacios naturales por el misticismo y el romanticismo que afloran de ellos por donde se los mire, entre ellos la Fuente del Amor, la Cueva del Amor y el Bosque de los Enamorados, destaca boliviaviajes.org.

Existe además una leyenda sobre la fuente, la cual indica que sus aguas son medicinales y que son capaces de curar todo tipo de dolencias, así sea del corazón. Los pobladores de Tiraque afirman que para ellos el amor es de color turquesa porque precisamente ese es el color que adquiere el agua al emanar a la superficie.

Esta leyenda, continúa la publicación, cuenta que al tomar de esta agua el hombre se hace más viril y a la mujer más fecunda, y por esa característica es que los primeros habitantes de la zona la bautizaron como tal. Aunque también existen aquellos que suelen lanzar una moneda al interior de la fuente solo para pedir el regalo del amor.

El escenario de esta fuente se encuentra en la rinconada o “cuesta kuhu”, a cinco cuadras de la plaza principal del pueblo, sobre la calle Vandiola. La misma que se encuentra cobijada por un marco de árboles y pastizales. En este sector también la llaman la “bóveda”, por las características arquitectónicas de la estructura de protección que se armó alrededor del manantial.

AGUA MEDICINAL

Alberto Castellón, oriundo de Tiraque, asegura que la fuente y sus secretos datan de hace más de 200 años, y que a la fecha el manantial sigue emanando agua sin interrupción durante todo el año y que aunque él no haya probado de ellas sabe que tiene muchas virtudes gracias a sus componentes químicos.

“Se sospecha que el líquido contiene sodio, magnesio, cobre, calcio, yodo y potasio y por eso color khosi, o azulado” asegura Castellón, aunque para verificar su color, se debe de tomar en un vaso de cristal.

El “agua del amor” también es considerada como medicinal, debido a otra anécdota que es repetida entre los lugareños quienes aseguran que en algún tiempo atrás llegaban visitantes de la zona de los Yungas de Vandiola y bebían de la fuente antes de retornar a su pueblo. Con el paso del tiempo las personas enfermas fueron sanando y de esta manera es que circunstancialmente el agua del amor pasó a ser conocida como el agua de la salud.