Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 27 de octubre de 2021
  • Actualizado 06:30

Sus encantos NATURALES

Sus encantos NATURALES



La pintoresca población de Tiraque, ubicada en el punto de transición entre el valle interandino y la zona de los yungas tropicales, cuenta con un sinnúmero de sitios turísticos.

El sitio web boliviaviajes.org señala que a orillas del río Millu Mayu, en el sector noroeste del poblado, a más o menos 15 minutos de recorrido en auto se encuentra la zona de Ch’ejta Rumi, más conocida como la “Piedra del Inca”, que no es más que una roca de grandes proporciones que parece que fue partida por la mitad.

Al ubicarse justo debajo de esa rajadura se puede admirar con mayor facilidad las grandes proporciones que adquiere la roca, que solo de alto podría llegar a medir unos 30 metros y más de 20 menos de ancho, complementa boliviaviajes.org.

En la base de esta roca se creó una cueva subterránea, a la cual ingresan algunos habitantes, especialmente los primeros viernes de mes para q’oar.

Alberto Castellón afirma que precisamente en este sector existe la leyenda del jinete, “quien cada noche emergería del fondo de la cueva montando en un hermoso corcel para recorrer por la pradera del pueblo y precisamente antes de despuntar el alba retorna a la cueva”.

La zona del Ch’ejta Rumi es un hermoso ensueño natural, con pequeños pastizales planos y cascadas de agua que fluyen en época de lluvia. Según las autoridades de turno de Tiraque esta zona es la más adecuada para realizar turismo de aventura.º

En esta zona también existe un viejo molino de agua, que a la fecha aún mantiene su tradicional manera de moler el trigo, ya que existe una pequeña presa de agua que alimenta al molino.

“Toda esta región se convierte en un lugar propio para realizar paseos de ensueño y por qué no... terminar un poco más enamorado”, concluye boliviaviajes.org.