Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 02 de diciembre de 2021
  • Actualizado 20:26

Naturaleza y PATRIMONIO

Naturaleza y PATRIMONIO



Punata ofrece a los visitantes atractivos turísticos naturales e históricos.

Las pozas de Cursani, por ejemplo, son aptas para el turismo de aventura. En este lugar, según la página web punata.org, se practican deportes como el senderismo, la caminata y el trekking.

A medida que se escala por el cerro se pueden apreciar al menos una docena de pozas. En este sector se hallan los antiguos molinos de agua que sirvieron durante muchos años para moler el grano que se trasladaba desde Punata, Ucureña y Cliza.

El patrimonio histórico es también importante para Punata. El centro urbano mantiene construcciones de predominio republicano, con algunos prototipos de tipo colonial.

La denominada plaza 18 de Mayo se constituye en legado histórico. En una primera instancia fue conocida como plaza Francisco Mariscal en homenaje al benefactor que cedió las tierras para la construcción del templo San Juan Bautista. El segundo denominativo fue plaza 6 de Agosto por el aniversario de Bolivia. Finalmente se la nombró como plaza 18 de Mayo, en homenaje al 18 de mayo de 1833, cuando el Mariscal Andrés de Santa Cruz tomó la decisión de crear la Villa de Punata, que hasta entonces se constituía como cantón de la provincia Germán Jordán.

HACIENDAS

La hacienda de Sivingani está ubicada en el Distrito 4 en la comunidad del mismo nombre al noroeste del municipio de Punata. Su construcción data de los años 1740.

El área de extensión de 20 hectáreas fue destinada en gran parte al cultivo de maíz y alfalfa.

La hacienda de La Villa o Jarkamayu, cuya construcción data de 1830, tenía molinos de agua que fueron utilizados por los pobladores, algunos que venían desde Tiraque.