Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 27 de octubre de 2021
  • Actualizado 05:59

Los molinos de cucuni

Los molinos de cucuni



Camino a Irpa Irpa, a dos kilómetros de Capinota se encuentra un hermoso paisaje interandino llamado Cucuni “que se caracteriza por su frondosa vegetación, sus palmeras y las grandes extensiones de sembradíos que lo rodean”, señala un artículo publicado por Miguel Paz Vélez, en el sitio web capinota.wordpress.com.

En esta zona se encuentra la Hacienda Cucuni, que fue propiedad del coronel Vitaliano Ledezma, considerado héroe de la Guerra del Chaco, quien trajo consigo 50 prisioneros de guerra paraguayos, a quienes se les atribuye la construcción de esta hacienda, considerada una de las más grandes y hermosas de la cuenca del río Arque.

En este mismo valle se encuentran los molinos de Cucuni, construidos en la época de la colonia y restaurado en la época republicana.

“Este lugar posee gran belleza y envuelve al visitante en una atmósfera cálida en contacto con la naturaleza y la historia, donde el espíritu parece retroceder en el tiempo y retornar fortalecido por la energía del lugar”, destaca Paz Vélez.

Los molinos de Cucuni son considerados patrimonio histórico de Capinota. Un reportaje publicado por OPINIÓN el 3 de agosto de 2014 destaca que pese al deterioro del lugar, en su momento tuvo una gran importancia por la producción de la harina Flor.

En los molinos se molía todo el grano que se producía en Quillacollo, se lo procesaba y se lo transportaba en tren hasta Potosí y luego lo llevaban a los campos bélicos de la Guerra del Chaco a lomo de mula.

La Estación, que fuera el centro de desarrollo del pueblo está también abandonada y transformada en tiendas de abasto. La bendición del lugar es el agua durante todos los días del año. El riego ha permitido conservar su vocación agrícola. Ahora las familias se han organizado en cooperativas para la producción agrícola.