Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 31 de julio de 2021
  • Actualizado 10:21

Ferias de la chicha y el pan

Ferias de la chicha y el pan



Cliza es tierra que acoge a cientos de visitantes por su feria de la picana.

También se realiza la feria del pichón y humintas a la olla, antes de que termine la época de choclos. Esta feria beneficia a los productores de papa, choclo y a los criaderos de patos y ambos eventos son una verdadera vitrina para mejorar la producción y economía de esta región.

En el mes de febrero la feria agropecuaria tiene un espacio en esta población. En el evento se exponen las frutas de la zona, verduras (hortalizas, granos y tubérculos), también participan empresas que ofrecen sus servicios a favor de los productores, tanto en semillas de calidad como en el cuidado de los animales que crían. Además de productos tradicionales de la zona en una feria de comidas.

Otro de los acontecimientos importantes de este municipio es la festividad de la Virgen del Carmen que se festeja entre el 16 y 19 de julio fechas en las que se realiza la serenata, misas, la entrada folclórica y el calvario. La fiesta además cuenta cada año con la participacipación de reconocidos grupos musicales del país.

MAMA QONQACHIS

En Toco la población vive del pan. El alimento también es conocido como “chama” o “mama qonqachi”, preparado en base a harina integral de trigo obtenida en los molinos de piedra, impulsados por agua. Son cocidos en el piso, en hornos de barro. Por lo general esta feria se realiza en el mes de abril.

Un mes antes, el cuarto domingo de marzo se realiza al igual que en Cliza una feria agropecuaria de la ambrosía y sus derivados en la zona denominada Ana Rancho.

TOLATA

El cuarto domingo de marzo este municipio realiza su tradicional feria del pescado. En el mes de septiembre el municipio celebra la festividad de la Virgen del Patrocinio que dura al menos cinco días.

La historia cuenta que una humilde pastorcita llamada Agustina que habitualmente pastoreaba cerca a la plaza principal vio la aparición de una niña de sobre humana belleza y se hizo su amiga angelical, vestida de túnica azul y blanca aureolada de resplandores divinos. Un día estaba tan contemplativa frente a la hermosa niña, que ella alcanzó una piedra cuadrangular y habiendo caído la piedra, desapareció la niña.

Y en esa piedra se dio el obsequio con la divina aparición de la imagen de la madre de Dios.