Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 27 de octubre de 2021
  • Actualizado 05:58

Capinota, el vergel del valle bajo

Capinota, el vergel del valle bajo



Rodeada de cerros, inmensas extensiones de tierras de cultivo y la calidez de sus habitantes, así es Capinota, una de las provincias más hermosas y productivas de Cochabamba, reseña el sitio web boliviaviajes.org.

Capinota es, además, tierra del famoso grupo folclórico Los Kjarkas. “Esta provincia se esfuerza por mantener vivas sus costumbres y tradiciones”, apunta el artículo publicado en este sitio web.

Basta ingresar a la provincia para ver los cultivos de hortalizas y los árboles frutales y deducir que es una zona con una agricultura próspera, la misma que atrae la mirada de los visitantes que llegan hasta la región.

Entre los frutales más comunes -refuerza el sitio web- están los higos, granadas, manzanas y las uvas “que tienen un sabor incomparable”.

Asimismo destaca la crianza de animales de corral (gallinas, conejos, pavos), así como también de vacas, cerdos y ovejas.

El cerro Pokotaica es visitado por los habitantes de la zona y por todos los que visitan la provincia, porque desde la cima se puede apreciar el hermoso valle en todo su esplendor.

Otro lugar que es frecuentado es la parroquia San Pablo, donde destaca la hermosa campana y su típica Plaza Principal.

“Al hablar de Capinota no se puede dejar de lado el aporte que otorga a esa provincia COBOCE, ya que con su apoyo las autoridades municipales realizan de forma conjunta importantes obras que contribuyen a su desarrollo”, destaca boliviaviajes.org.

UBICACIÓN

El municipio de Capinota forma parte de la primera sección municipal de la provincia Capinota de Cochabamba y está ubicado al suroeste de la capital del departamento, a una distancia aproximada de 65 kilómetros. El tiempo estimado de viaje es de 1 hora por carretera totalmente pavimentada.

SU HISTORIA

La historia de Capinota se remonta a las Soras de Paria, territorio que se extendía desde Paria en el altiplano controlando los pastizales y plantaciones de papa, maíz y quinua que bordeaban el río Arque hasta el trecho final del río Tapacarí y el nacimiento del Caine.

En la época de la colonia, la provincia de Paria fue encomendada a San Pedro de Basco (1535-1548) y más tarde al capitán Lorenzo de Aldana (1549-1568).

El 27 de abril de 1559, llevados por el encomendero Lorenzo de Aldana, los frailes de la orden de San Agustín fundaron Capinota y levantaron monasterios en los antiguos asientos de Indios Challa Collo y Capinota. Sobre el origen de la palabra Capinota, se afirma que podría provenir del aimara “Kupu mutha” que significa manojo de la punta de la tuna por su semejanza a la forma que tiene el cerro Pokotaica.

Capinota nació a la vida republicana el 1 de octubre de 1908 durante el gobierno del presidente Ismael Montes, asignándole dos secciones municipales: Capinota y Santiváñez, posteriormente se crea la tercera sección municipal de Sicaya.