Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 02 de diciembre de 2022
  • Actualizado 11:50

LOS EQUIPOS DE RESCATE ACELERAN SUS TAREAS. LAS AUTORIDADES TEMEN QUE EL NÚMERO DE FALLECIDOS SIGA EN ASCENSO. BOLIVIA Y OTROS PAÍSES ARRIBAN A ECUADOR CON EXPERTOS Y VITUALLAS.

Las víctimas mortales superan las 400 y crece pedido de ayuda

Las víctimas mortales superan las 400 y crece pedido de ayuda



La cifra de muertos a causa del terremoto que el pasado sábado azotó la zona tropical del norte de Ecuador subió a 413, informó el Ministerio Coordinador de Seguridad.

Las autoridades no han informado el número de heridos, si bien el presidente del país, Rafael Correa, dijo el domingo que se contabilizan 2.068.

El gobernante indicó, durante un recorrido por zonas afectadas por la catástrofe que, con toda seguridad, el número de víctimas mortales aumentará con el paso de las horas, pues hay muchas personas que han quedado atrapadas bajo escombros.

La Fiscalía General del Estado, por su parte, indicó que se han registrado 408 cadáveres para su identificación y entrega, todos ellos en localidades de la provincia de Manabí.

Entre los fallecidos hay nueve personas que no han sido reconocidas y seis de nacionalidad extranjera, cuyos cuerpos fueron trasladados al Centro de Investigación de Ciencias Forenses de Santo Domingo de los Tsáchilas, donde se les practicará una autopsia. "Para que los familiares puedan repatriar cuerpos, la exigencia sanitaria es practicar una autopsia", dijo el fiscal general, Galo Chiriboga, según un comunicado del Ministerio Público .

FILAS La posibilidad de sufrir un desabastecimiento llevó a decenas de ecuatorianos a hacer fila ante los supermercados de Manta, una de las urbes más golpeadas por el terremoto.

La ciudad, que trata de sobreponerse al devastador sismo, que deja 413 muertos en el país, 95 de ellos en Manta, comienza a acusar un aumento de los precios en productos básicos como el agua, que ha llegado a quintuplicar su valor. A ello se suman las denuncias de ciudadanos que sostienen que las pequeñas tiendas permanecen cerradas o han sido saqueadas, por lo que los grandes supermercados se han convertido en la única opción para la mayoría de la población, según pudo constatar Efe.

Las puertas están vigiladas por policías que colaboran con miembros de seguridad privada del establecimiento para evitar altercados, una circunstancia que contribuye a dar tranquilidad a quienes esperan para comprar.

En determinados productos no precisados se limita la compra a una unidad para no provocar desabastecimiento.

AYUDA Medios ecuatorianos especifican que las zonas afectadas requieren principalmente de agua, alimentos, juguetes, pañales y menos ropa.

En cuanto a profesionales, hay un llamado a traumatólogos, cirujanos emergenciólogos, intensivistas, auxiliares en enfermería, psicólogos y psiquiatras.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo que la reconstrucción de las zonas afectadas "tomará años", pero aseguró que la nación superará la catástrofe que vive.

Llega la comitiva boliviana

El viceministro boliviano de Defensa y Cooperación al Desarrollo Integral, Luis Fernando Aramayo, informó que 50 efectivos de las Fuerzas Armadas bolivianas, encabezados por el ministro Reymi Ferreira, están en Ecuador para coadyuvar con las tareas de rescate y entrega de vituallas y alimentos.

"Estamos apoyando con efectivos de las Fuerzas Armadas para las operaciones de búsqueda y rescate en todas las ciudades afectadas en el Ecuador; hemos enviado a 30 efectivos del SAR-FAB y 20 satinadores (del Ejército)", indicó Aramayo. La comitiva boliviana entregará seis toneladas de vituallas y ayudará en acciones de búsqueda.

Según el canciller ecuatoriano, Guillaume Long, cerca de medio millar de expertos de 9 países ayuda en el rescate de víctimas tras el sismo con rescatistas de Venezuela, Colombia, Perú, México, Cuba, Bolivia, Chile, Suiza y España.