Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 02 de diciembre de 2022
  • Actualizado 12:25

Los animales, el otro lado de la tragedia

Los animales, el otro lado de la tragedia



 La imagen de un perro recostado sobre los escombros, al pie de una casa caída, conmovió a las redes sociales y se ha convertido en un ícono de la tragedia en Ecuador.

El fotógrafo Camilo Cevallos Parra captó la imagen el 17 de abril de 2016, un día después del terremoto de 7.8 grados en la escala de Richter. “Le quise dar una galleta para que coma y no quiso. Solo quería estar en la que era la casa de sus dueños” se lee en el texto que acompaña la fotografía que fue publicada en Facebook y que se volvió viral, según el diario El Comercio de Quito.

Así como hay perros perdidos, otros abandonados, unos más durmiendo en los escombros de lo que un día fue su hogar, esperando a los suyos, que quizá no volverán, otros animales también han sido víctimas del terremoto del sábado en el norte de la zona costera ecuatoriana.

"Los animales son seres que sienten, que necesitan tener derechos, no podemos mirar hacia otro lado; seres que han sido muchas veces víctimas de injusticia y maltrato de personas que creen que por ser humanos tienen un puesto especial por sobre otros seres", dijo Jordán Cruz, de la asociación "Defensa de la Vida Animal".

Junto a carpas donde se recibe ayuda para los damnificados por el terremoto, Cruz recauda alimento balanceado para perros, gatos y animales de granja, así como medicamentos e insumos médicos.

Cruz dijo a Efe que hay "animales que han sido víctimas, que están muy mal heridos y otros que están abandonados".

"Vamos a atender a todos los animales que podamos”, prometió Cruz.