Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 02 de diciembre de 2020
  • Actualizado 11:48

LA CIENCIA DE LO OCULTO... LA PARASICOLOGÍA

La unión legal de los astrólogos

La unión legal de los astrólogos



Una disciplina amplia y difícil de normar. ¿Quién no tiene la tentación de acudir a los astrólogos en busca de ayuda? Pero, algunas personas que sin estar preparadas asumen este rol desprestigian la confiabilidad que los que sí son profesionales de verdad. Esta es la razón para que varios parasicólogos de Cochabamba se hayan unido en una Asociación.

“Tome las barajas entre las manos y concéntrese en su problema”. Son las primeras indicaciones que se escuchan de los labios de la parasicóloga.

El cuarto tiene una iluminación tenue y refleja cierto grado de misticismo. El olor a incienso envuelve el ambiente.

Mientras los ojos divagan entre una serie de imágenes de santos, ángeles y artículos esotéricos decoran toda la habitación; la mente comienza a fusionar lo real y lo desconocido. Todo el cuerpo se pone alerta a las posibles respuestas que surgirán de la lectura de cartas.

“Baraje las cartas y divida el mazo con la mano derecha en tres grupos”, son las próximas indicaciones de la vidente.

Poco a poco toma las cartas y son echadas sobre la mesa, diferentes símbolos se dejan ver, pero la habilidad para interpretarlos está en la mente y el conocimiento de la parasicóloga, que para dar una respuesta a lo que se busca une sus conocimientos con la experiencia.

Ahí empieza la labor de interpretación. Es que la parasicología es una disciplina muy amplia y difícil de estudiar, ya que trata con el potencial desconocido de la mente humana y que se basa en un voto de confianza con el cliente.

El apoyo de la ley

Precisamente, este acto de confianza puede ser fácilmente vulnerado por algunas personas inescrupulosas que se hacen pasar por parasicólogos y se aprovechan de sus clientes.

Este año un grupo de 20 parasicólogos de trayectoria se unió para enfrentar esta situación y darle mayor credibilidad a su oficio.

Esta decisión fue adoptada bajo el amparo de la Constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia, que en su artículo 300 establece que el gobernador tiene la facultad de otorgar personalidad jurídica a las Organizaciones No Gubernamentales, fundaciones y entidades civiles sin fines de lucro, que desarrollen actividades en el departamento.

Es así como el 30 de abril de 2013 se otorgó personería jurídica a la Asociación de Parapsicólogos y Ciencias Ocultas, bajo la sigla “A.P.C.O.”, amparado en el Decreto Departamental N. 983.

El presidente actual de la A.P.C.O, Carlos Alessender Castiblanco, asegura que esta acción protege al gremio y a los clientes, que ya no serán proclives a engaños.

De esta manera las personas interesadas podrán tener mayor confianza a la hora de tomar sus servicios.

De igual manera el vicepresidente, Luis Ernesto Reyes, afirma que esta acción parte del respeto al público que confía en ellos y de esta manera acrecentar la confianza hacia el rubro.

Más allá de lo evidente

La parapsicología es la disciplina que se dedica al análisis de los fenómenos paranormales.

Su ámbito de estudio abarca aquellos sucesos que no pueden ser explicados por la psicología ni por el resto de las ciencias tradicionales.

El ser humano siempre ha intentado entender aquellos fenómenos que no pueden ser explicados por la ciencia.

En Bolivia también se ha practicado la parapsicología, en diferentes épocas y lugares.

“Lamentablemente no existen universidades ni centros de estudio en el país. Es por eso que su saber es transmitido por aprendizaje directo o la práctica”, asegura Luis Ernesto Reyes, especializado en parasicología y naturismo.

Por su parte, Benigna Contreras -vidente, parasicóloga y naturista- señala que muchos de sus compañeros nacen con la predisposición a estas mancias y por ello seguir ese camino es mucho más fácil . “Yo tenía el don de ayudar a la gente desde muy pequeña, solo con imponer las manos sobre las personas podía dar alivio y fue así como aprendí a curar”, dice la parasicóloga.

arte generacional

En pocas palabras, la práctica de la parasicología y ciencias ocultas es una respuesta individual a un llamado externo. Los parasicólogos son personas que tienen un don y que los lleva a seguir el camino del aprendizaje y el ejercicio de su disciplina.

“No es algo que debe pasar de generación en generación obligatoriamente. Yo aprendí de mi padre, lo acompañaba a los trabajos que realizaba y poco a poco comencé a interesarme en esta ciencia; esta fue la razón que me llevó a salir del país y estudiar con diversas personas, de diferentes culturas, que me iluminaron el camino a seguir”, asegura José Cassal.

Y de la misma manera surgió el cariño por estas ciencias ocultas en su hija Luz Cassal, quien a su tiempo también comenzó la búsqueda de respuestas de la ciencia del ocultismo.

“No se adivina el futuro en las cartas. Ellas dan pautas que se deben seguir.

“Nosotros nos encargamos de interpretar y guiar al cliente para realizar un tratamiento adecuado y solucionar así sus problemas”, enfatiza Luz Cassal.

La parasicología es un arte que debe ser elegido cuidadosamente, dice José Cassal, puesto que es un camino difícil de transitar, ya que se requiere aprender mucho, y sobre todo tener la mente abierta para comprender algunas situaciones concretas, que tampoco pueden ser comentadas.

Canalización de la ayuda

Los parasicólogos se encargan de ayudar a las personas a liberar energías negativas, que bloquean la mente e impiden ver con claridad el entorno.

Todo se inicia con una consulta. En este primer encuentro se puede establecer qué tipo de terapia de sanación se empleará.

“Algunos problemas pueden ser solucionados con sesiones sueltas, en cambio algunas requieren de más tiempo de sanación y para ellos se crea una terapia de mayor tiempo”, dice Carlos Alessender Castiblanco.

Según los parasicólogos, con este tipo de asesoramiento se puede purificar las energías, atraer la suerte, hacer una limpieza energética de una casa, mejorar negocios y unir parejas.

“Por lo general, las personas que tienen problemas sentimentales son las que más buscan apoyo y ayuda. Nuestro deber es tratar de arreglar la situación y hacerles ver que todo se puede arreglar y que la convivencia en pareja es lo más importante”, señala Benigna Contreras.

Por su parte Luis Ernesto Reyes explica que ellos están capacitados para ayudar al prójimo en todo tipo de problemas y temas de salud.

“Lo único que no tiene solución son enfermedades importantes como el cáncer y el sida”, enfatiza Reyes.

Parte del grupo

Si bien este grupo comenzó a normar y regular su trabajo aún existen parasicólogos que no conforman parte de esta Asociación, por lo cual la directiva invita a estos profesionales a sumarse a iniciativa y así poder encarar a los seudoparasicólogos que llegan solo para hacerse de un capital y luego desaparecer; denigrando así al rubro.

Los postulantes deben ser personas formales, con residencia en la ciudad y además ser mayores de edad.

“Consideramos que las personas que se dedican a este trabajo, tienen que tener experiencia en el rubro y eso solo se gana con los años”, dice Reyes.

Todo cuidado es bueno y por eso antes de ingresar a la Asociación los postulantes deberán pasar una prueba con los parasicólogos con mayor experiencia y así validarán sus conocimientos y cuidarán la calidad del rubro.

El arte de la adivinancia, la lectura de cartas, preparación de cartas astrales, amarres de amor, son posibles, siempre y cuando se velen por energías positivas.