Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 06 de diciembre de 2019
  • Actualizado 09:19

Cinco preguntas clave acerca de la vasectomía

Aunque muchos hombres le temen, esta es una de las maneras más seguras para evitar los embarazos no deseados. Pero, si se opta por él, se deben tomar algunas previsiones.
Cinco preguntas clave acerca de la vasectomía


1. ¿Cómo se hace el procedimiento?

Por lo general se hace con anestesia local y toma entre unos 15 y 30 minutos. Actualmente hay dos tipos de procedimiento, uno quirúrgico (el más convencional) y uno sin bisturí. El médico es quien discute con el paciente cuál es el más apropiado en su caso.

En la vasectomía convencional, se hacen dos pequeños cortes en la piel a cada lado del escroto para alcanzar los conductos deferentes que transportan el esperma. Se corta cada conducto y se le quita una pequeña porción.

Luego se cierran atándolos, o mediante la aplicación de calor. Los cortes se cosen con hilo, que se disuelve en una semana.

En la vasectomía sin bisturí se hace un pequeño agujero en el escroto para llegar a los conductos deferentes y luego se los cierra de la misma manera que en el método tradicional.

Esta última modalidad no requiere puntos. Se estima que es menos dolorosa y menos proclive a causar complicaciones.



2. ¿Cuáles son los riesgos?

Como toda cirugía (en el caso del método convencional) existe un riesgo bajo de infección.El riesgo mayor, en realidad, es que si se cambia de opinión en el futuro, cómo explicamos antes, revertir el proceso tiene sus matices.

En general, para la mayoría de los hombres, la vasectomía no provoca efectos secundarios evidentes, y las complicaciones serias son raras.

No obstante, no es un método recomendado para los hombres que padecen dolor testicular crónico o sufren de enfermedades testiculares.



3. ¿Afecta el rendimiento sexual?

Este es un temor infundado: la vasectomía no afecta ni el deseo sexual, ni el rendimiento, ni la capacidad para disfrutar del sexo.

Un hombre que se ha hecho una vasectomía tendrá erecciones y eyaculará normalmente. La única diferencia es que su semen carecerá de esperma.

Una vez hecho el procedimiento, no podrás mantener relaciones sexuales por una semana.

También deberás utilizar otro método anticonceptivo por varios meses (o aproximadamente 20 eyaculaciones) para asegurarte de que se han eliminado todos los espermatozoides.



4. ¿Me protege a mí o a mi pareja de enfermedades de transmisión sexual?

No.

Para protegerte, debes continuar utilizando preservativos.



5. ¿Cómo se compara con la ligadura de trompas, otro método de control de la natalidad permanente, pero para la mujer?

Aunque la ligadura de las trompas de Falopio -o esterilización femenina- es un método de control de la natalidad permanente, no es un equivalente exacto a la vasectomía.

Se trata para empezar de un procedimiento mucho más costoso, que consume más tiempo, debe hacerse en un hospital, requiere en algunos casos anestesia general y puede dar lugar a complicaciones serias.

Y revertirla es un proceso complicado que no siempre funciona.

La falta de conocimiento sobre este método anticonceptivo masculino que corta el suministro de espermatozoides al semen, así como su asociación errónea con la castración, hace que muchos hombres se muestren reacios a someterse a este procedimiento.