Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 19 de octubre de 2019
  • Actualizado 15:58

Ocho pasos para despertarse más temprano y feliz

Ocho pasos para despertarse más temprano y feliz


Un equipo de científicos de Reino Unido y Australia asegura que ajustar los hábitos de sueño puede cambiar tu reloj biológico y mejorar tu bienestar.

Los especialistas dicen que se puede poner en práctica una serie de medidas para evitar caer en el “noctambulismo”, y que aunque resulten algo obvias, pueden marcar la diferencia en la vida de muchos de los trasnochadores.

Todo el mundo tiene un reloj biológico, cuyo ritmo sigue la salida y la puesta del sol. Por eso dormimos por la noche. Pero el reloj de algunas personas va más lento que el de otras.

Las personas matutinas suelen levantarse temprano, pero les cuesta mantenerse despiertas por la noche; las vespertinas, en cambio, son justo lo contrario: permanecen activas a altas horas.

Este equipo de científicos estudió varios casos de noctámbulos que se iban a la cama hacia las 2:30 de la madrugada y no se despertaban hasta más tarde de las 10:00.

Y les dieron las siguientes instrucciones:

• Despertarse entre 2 y 3 horas antes de lo habitual

y exponerse a mucha luz del día por la mañana.

• Desayunar tan pronto como sea posible.

• Hacer ejercicio solamente por las mañanas.

• Almorzar a la misma hora todos los días y no cenar

después de las 19:00.

• Evitar la cafeína después de las 15:00.

• No dormir siestas más tarde de las 16:00.

• Irse a la cama de 2 a 3 horas antes de lo habitual

y limitar la entrada de luz por la noche.

• Mantener los mismos horarios de acostarse y

levantarse cada día.



"El desajuste de los niveles insuficientes de sueño y circadianos (reloj biológico) puede interrumpir muchos procesos corporales, ponernos en un riesgo creciente de padecer enfermedades cardiovasculares, cáncer y diabetes", explicó Debra Skene, especialista en neuroendocrinología de la Universidad de Surrey.

Una de las principales señales que usa el cuerpo para sincronizarse con el recorrido del sol es la luz, por eso se aconseja exponer al cuerpo a más luz durante el día y a menos durante la noche.

Pueden parecer consejos obvios para cuidar lo que los expertos llaman la "higiene del sueño", pero cada uno de ellos es clave para ayudar a entrenar al reloj biológico.

Lo que los investigadores no esperaban es que aquellos que estaban muy acostumbrados a irse a la cama tarde responderían al cambio de hábitos muy positivamente.

"Y estas son cosas relativamente simples que cualquiera puede hacer y que tienen impacto, y eso para mí es sorprendente", agregó Skene.

"Poder ayudar a una buena parte de la población a sentirse mejor sin una intervención especialmente grande es muy importante", dijo.