Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 24 de junio de 2021
  • Actualizado 12:13

México gana Miss Universo y Bolivia se lleva primer premio de impacto social

El premio al mejor traje típico quedó en manos de Miss Myanmar, Thuzar Wint Lwin, quien logró convertir la catástrofe de que su atuendo no llegara a tiempo en una oportunidad.
México gana Miss Universo y Bolivia se lleva primer premio de impacto social

La mexicana Andrea Meza fue coronada anoche como Miss Universo en un evento realizado en Miami en el que la boliviana Lenka Nemer fue galardonada con el primer premio del certamen a proyectos de impacto social.

En la gala se impuso la belleza latina ya que  además de México, la ganadora, la primera y la segunda finalistas fueron Miss Brasil, Julia Gama, y Miss Perú, Janick Maceta.

Meza, una ingeniera de software de 26 años, consiguió la tercera corona de Miss Universo a México, después de Lupita Jones, quien ganó en 1991, y Ximena Navarrete, quien logró el título en 2010.

Miss México nació en Chihuahua y gue una de las destacadas desde el inicio del concurso, que arrancó hace dos semanas en el Seminole Hard Rock Hotel y Casino, a 36 km al norte de Miami.

Bolivia

Miss Bolivia, Lenka Nemer, recibió el primer “Premio Impacto”, por su organización “Huertos urbanos”, en la que enseña a habitantes de comunidades pobres a cosechar sus propios alimentos.

A la delegada nacional también le entregaron un trofeo y le expresaron que ella era una ganadora por su espíritu de apoyo a las familias para que cultiven sus propios alimentos.

Lenka lloró ante el público y agradeció por el galardón.

Traje típico

El premio al mejor traje típico quedó en manos de Miss Myanmar, Thuzar Wint Lwin, quien logró convertir la catástrofe de que su atuendo no llegara a tiempo en una oportunidad.

La candidata salió con la ropa típica de su país y un cartel que decía “Recen por Myanmar”, con el que completó sus públicas denuncias sobre “los abusos” de la junta militar que tomó el poder en su país el 1 de febrero de este año a través de un golpe de estado.

El espectáculo fue conducido por el actor, productor y presentador Mario López, y la ex Miss Universo Olivia Culpo.