Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 18 de noviembre de 2019
  • Actualizado 00:36

DESCUBRIMIENTO// UN EQUIPO CIENTÍFICO HALLÓ EN EL DESIERTO DE ATACAMA UN NUEVO SITIO, MARÍA ELENA SUR (MES), QUE HA SIDO CATALOGADO COMO EL LUGAR MÁS SECO DEL PLANETA.

El límite seco para la vida en la Tierra

El límite seco para la vida en la Tierra



Hasta ahora, y desde hace una década, el lugar más seco del planeta había sido la región de Yungay en el hiperárido desierto de Atacama (Chile), con unas condiciones cercanas al llamado “límite seco” para la vida en la Tierra.

Sin embargo, una nueva investigación llevada a cabo por un equipo de científicos de Blue Marble Institute de ciencia Espacial en Seattle (EEUU) ha determinado que María Elena Sur (MES), también en el conocido desierto, es una zona mucho más seca que Yungay.

Según concluye el estudio, el nuevo lugar más seco de la Tierra presentó una humedad relativa atmosférica media (RH) del 17,3 por ciento y un RH en el suelo con una constante del 14 por ciento a un metro de profundidad.

Diversos trabajos académicos han publicado acerca de las características extraordinarias de este sitio y su importancia para los astrobiólogos como un lugar con condiciones similares a las de Marte. No obstante, luego de una búsqueda sistemática en el desierto, un equipo de investigación chileno ha hallado una nueva área, María Elena Sur, descrito como “mucho más seco” que Yungay.

El autor principal de este estudio, Armando Azua-Bustos, biólogo y científico de investigación del medio ambiente en el Blue Marble Institute de Ciencia Espacial en Seattle, sostiene que el equipo descubrió que MES cuenta con una humedad relativa atmosférica media (RH) del 17,3 por ciento y un RH en suelo con una constante de 14 por ciento a una profundidad de un metro.

Curiosamente este último valor coincide con los datos remitidos por el rover Curiosity en el cráter Gale del vecino planeta Marte, lo que equipara al lugar más seco del planeta con las condiciones que presenta el planeta rojo.

Si el desierto de Atacama es el lugar más seco, el Valle de la Muerte es el más caliente. La intensa ola de calor que sufrió el suroeste de Estados Unidos en 2013 convirtió a esta zona del desierto de Mojave (EEUU) en la más calurosa de la Tierra con la temperatura más alta jamás registrada: 56,7 grados centígrados.

El equipo usó microsensores, incorporando registros de temperatura atmosférica y humedad relativa para adquirir índices detallados de las condiciones microambientales en la zona de MES. Asimismo, definió la composición geoquímica de los suelos del lugar para revelar la presencia y tipo de especies microbianas capaces de sobrevivir en estas condiciones.

Para el autor de la investigación, que las condiciones de MES en cuanto a sequedad sean similares a las de Marte, significa que el área es uno de los mejores modelos análogos en este planeta para investigar la posible existencia de vida microbiana en subsuelo marciano.

“Esto también implica que si quieres probar la próxima generación de robots, instrumentos y otras técnicas de detección y tecnologías en un entorno como el de Marte, este es uno de los mejores que puedes encontrar, ya que posee muchas de las características clave que se quieren encontrar en el planeta rojo”, concluye.