Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 06 de julio de 2020
  • Actualizado 05:02

La importancia de cuidar y entender a los adultos mayores en cuarentena

¿Qué cuidados tener? ¿Cuándo ir al médico? ¿Qué evitar? ¿La edad es determinante para ser grupo riesgo? Kimberly-Clark, de la mano de su marca Plenitud, recurre al especialista en Geriatría y Gerontología, Felipe Melgar, para resolver dudas comunes en torno a este grupo de la población.    
El médico Felipe Melgar.
El médico Felipe Melgar.
La importancia de cuidar y entender a los adultos mayores en cuarentena

“Pensar que todos los adultos mayores tienen altísimo riesgo es un error”, dice el especialista en Geriatría y Gerontología, Felipe Melgar. El médico fue consultado por Kimberly-Clark en el marco de su campaña #EsMiTurno que busca fomentar el cuidado y gratitud a este grupo de la población. 

Los consejos básicos son nutrición equilibrada, actividad física regular, hidratación, descanso reparador y, muy importante, contacto social, lo que no implica que sea físico; una llamada, una charla en casa o actividades en familia, son buenas dosis de alegría, vitalidad y cariño para ellos.  

Lo primero: derribar el mito

¿La edad es determinante para ser grupo de alto riesgo en este contexto? El especialista es enfático al indicar que lo primero que se debe entender es que ser adulto mayor no es sinónimo de peligro o debilidad. 

“No es correcto decir que todos están con altísimo riesgo. Desde que la pandemia inició, la incertidumbre sobre este grupo de la población ha aumentado porque la gente tiene una falsa impresión de que ellos son los más afectados”, indica Melgar. Explica que, en realidad, el problema no es la edad, sino que muchos de ellos, presentan más enfermedades crónico degenerativas, que, si ya están mucho tiempo, hacen que el sistema inmunológico esté débil, y esto sí influye.

Frágiles y robustos

El especialista indica que es importante hacer una diferenciación entre los que deben cumplir las precauciones como todo ciudadano y quienes sí están en riesgo y requieren de un cuidado especial. A los primeros en geriatría se los denomina ´robustos´, y a los segundos, ´frágiles´ ¿Cuál es la diferencia? 

Los robustos tienen algunas dificultades de salud, pero están controladas; es decir, son personas independientes física y mentalmente. “Tengo pacientes de 90 años que apenas tienen hipertensión y caminan, manejan, administran su economía, tienen hábitos diarios, etc. Incluso, muchos son jefes de familia; un 50% de ellos, mantienen su hogar”. Para ellos el consejo es respetar y entender la importancia del distanciamiento físico recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), para que el virus no entre a casa.

Por otro lado, están los adultos mayores denominados ´frágiles’. Ellos padecen varias enfermedades al mismo tiempo, con una gran carga física. Por ejemplo, problemas cardiovasculares, chagas, arritmia, marcapaso, insuficiencia cardiaca, fibrilación atrial, cáncer, enfermedad pulmonar crónica, asma, bronquitis, entre otros. Ellos son pacientes que requieren cuidados estrictos, señala Melgar. 

¿Es recomendable ir al médico en esta época?

El Dr. Melgar dice que, antes, se debe evaluar si se trata de una emergencia médica, una urgencia o un tratamiento. “Si la vida del paciente corre riesgo, estamos hablando de una emergencia; entonces sí es importante actuar rápidamente porque la cirugía o atención es una necesidad”.

Una urgencia médica, no pone en riesgo a la persona, pero sí compromete su calidad de vida. Ahí es oportuno evaluar si el beneficio de acudir a la cita médica es mayor que el riesgo que se puede correr. Cuando no es ninguno de los anteriores, se trata de un tratamiento electivo que, sí es importante, pero no urgente. En ese caso, lo más prudente, dice el médico, es esperar a que disminuyan los riesgos de la pandemia lo máximo posible. 

Melgar explica además que las personas que tienen hipertensión, diabetes, enfermedades crónico degenerativas o no transmisibles, necesitan control y medicación de uso crónico. “En estos casos, se debe evaluar si hay variaciones, o si la presión y las glicemias están controladas. Se recomienda conversar con el médico de cabecera por teléfono y según sea la situación, éste indicará que se siga la medicación o que se adapte. Lo bueno es que ahora se puede mandar recetas y hacer consultas por telemedicina y mediante plataformas digitales como WhatsApp, Facetime, Zoom o Skype”.

¿Qué hábitos debemos mantener en casa?

Un cuidado conjunto, responsable y solidario, es decir, pensando en el otro y en quienes más riesgo pueden tener, es lo que recomienda el especialista. Además, descarta que el adulto mayor deba quedarse en su habitación aislado dentro de la misma casa y resalta la importancia de cuidar su estado emocional, permitiéndole ser parte de las actividades en familia.

“Todos en casa debemos circular por igual, cumpliendo las reglas que ya se han hecho básicas: tener zapatos fuera de casa y adentro, chinelas o pantuflas. En la puerta, facilitar desinfectante de manos, y un tapete con vinagre para pisar. El que salga, al llegar se quita la ropa, la coloca en una bolsa para llevarla a lavar y se va directo a la ducha”, señala Melgar.

¿Cuándo aislar a una persona dentro de la casa?

Sólo si tiene síntomas e inmediatamente se llama a las autoridades de Salud competentes para que le hagan la prueba. “Si es negativa vuelve a tener una vida normal dentro de casa. Si es positiva, se toman las medidas de acuerdo al grado de riesgo que pueda desarrollar esa persona. No es necesario trasladar a todos los contagiados a los centros médicos; también pueden quedarse en casa si las condiciones lo permiten”.

La alimentación saludable es fundamental

El Dr. Melgar hace énfasis en que una de las cosas más importantes para fortalecer el sistema inmunológico de toda persona, no solo de los adultos mayores, es la alimentación saludable. Sugiere la ingesta de frutas, verduras, proteínas y semillas.  “La OMS recomienda que consumamos de siete a nueve frutas y verduras, en lo posible de todos los colores porque tienen las vitaminas y minerales, necesarios para estimular el sistema inmunológico”, detalla.

El especialista también recomienda el consumo de fibra para tener un tránsito intestinal adecuado. “Hace que disminuya la carga de enfermedades. Estudios recientes dicen que la flora intestinal es la principal fuente de salud, porque por ahí absorbemos todos los nutrientes necesarios”. 

Además de las recomendaciones, el Dr. Felipe Melgar dice que, en una ´postpandemia´, el gran desafío será haber aprendido y sacado provecho de esta situación sin precedentes. El médico apunta a que la educación y el respeto entre ciudadanos, serán armas cruciales para afrontar la llamada “nueva normalidad”.

“A través de la campaña #EsMiTurno, en Plenitud queremos destacar que, si hay algo que hemos aprendido en esta contingencia, es que ahora es nuestro turno de cuidar, proteger y agradecer a nuestros adultos mayores; retribuirles un poco de lo que ellos hacen por cada una de sus familias”, indica Adriana Pinto, Brand Manager de la marca Plenitud de Kimberly-Clark Bolivia. “Agradecemos al Dr. Melgar, un especialista enfocado en cuidar a este grupo de la población, por contribuir a esta iniciativa”.