Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 09 de agosto de 2020
  • Actualizado 17:23

Un hotel de lujo en Viena reparte comida en carruaje a ancianos confinados

Los usuarios, que suelen ser mayores de 70 años o bien personas que están al cargo de ancianos realizan los pedidos telefónicamente para el día siguiente. 
La comida se prepara cada día en las cocinas y por el personal del hotel. En el menú destacan los platos típicos de la gastronomía austríaca.
Ingreso al Hotel Intercontinental de Viena. Foto: IHG
Ingreso al Hotel Intercontinental de Viena. Foto: IHG
Un hotel de lujo en Viena reparte comida en carruaje a ancianos confinados

Que te traigan a casa comida gratis, cocinada en un hotel de lujo, y además en carruaje, es uno de los inesperados efectos positivos de la pandemia de COVID-19, del que se benefician en Viena cientos de personas mayores que no pueden, o no deben, salir de sus casas para evitar un contagio.

El Hotel Intercontinental de Viena, un establecimiento de cinco estrellas, lanzó el pasado miércoles este especial sistema gratuito de comida a domicilio, que ha tenido una enorme acogida entre las personas mayores.

HOTEL CERRADO, COCINA ABIERTA

"El hotel está, desgraciadamente, vacío. Queremos ayudar. Así que pensamos en repartir comida", explica a Efe Brigitte Trattner, la directora del establecimiento, cerrado como parte de las medidas para limitar el contacto social.

Los usuarios, que suelen ser mayores de 70 años o bien personas que están al cargo de ancianos, realizan los pedidos telefónicamente para el día siguiente.

La comida se prepara cada día en las cocinas y por el personal del hotel. En el menú destacan los platos típicos de la gastronomía austríaca. Suele consistir en un entrante, que es mayormente una sopa, y un plato principal, generalmente de carne. Según Trattner, organizar menús especiales, por ejemplo para vegetarianos, dificultaría mucho la tarea.

UNAS 350 COMIDAS DIARIAS

Si en la primera jornada se recibieron 170 solicitudes, hoy han sido ya 250, y se espera que la semana que viene se llegue a la capacidad máxima de unas 350 comidas.

El servicio se ofrece en el distrito 3 de Viena, donde se encuentra el hotel, para facilitar lo más complicado logísticamente: el servicio de reparto.

Los encargados de empaquetar y acercar la comida a los ancianos son todos voluntarios que no cobran nada y que trabajan bajo estrictas condiciones higiénicas, y visten guantes y mascarillas de protección.

REPARTO EN CARRUAJE

"Hay mucha gente joven que se ha ofrecido a ayudar. Gente en bicicleta o con sus coches", explica Trattner.

Pero la estrella del servicio de reparto son los tres "Fiaker", las típicas carrozas turísticas de Viena, que se han sumado a la iniciativa, también de forma altruista.

SERVICIO GRATUITO

La iniciativa estará en vigor, inicialmente, hasta el 13 de abril, la actual fecha de vencimiento de las medidas de restricción de movimiento y económicas dictadas por el Gobierno austríaco para frenar la pandemia.

El hotel sí seguirá repartiendo comida después de esa fecha al personal sanitario de un cercano hospital, para facilitar su labor.

En Austria se han confirmado hasta la fecha 11.444 positivos de COVID-19, de los que solo el 9% ha necesitado hospitalización. Solo el 2 % de todos los casos confirmados precisa actualmente de cuidados intensivos.

Las autoridades siguen permitiendo salir a pasear, o incluso a hacer deporte, a quienes vayan solos o con las personas con las que viven, pero insisten en reducir al máximo el contacto social y el movimiento, especialmente a las personas mayores y con enfermedades.