Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 15 de junio de 2024
  • Actualizado 00:00

CIENCIA

Hombre recibe con éxito el primer trasplante de ojo en el mundo

Si bien su ojo derecho todavía funciona, los cirujanos de NYU Langone Health esperaban que reemplazar el que faltaba produciría mejores resultados cosméticos para su nuevo rostro, al sostener la cuenca del ojo y el párpado trasplantados.

Foto referencial de un ojo humano./ PIXABAY
Foto referencial de un ojo humano./ PIXABAY
Hombre recibe con éxito el primer trasplante de ojo en el mundo

La hazaña constituye un avance extraordinario respecto a los trasplantes de cara, aunque todavía no generó que el paciente pueda ver, ya que es demasiado pronto para ello. Un accidente con líneas eléctricas de alto voltaje destruyó la mayor parte de la cara y el ojo izquierdo de Aaron James, de 46 años.

Si bien su ojo derecho todavía funciona, los cirujanos de NYU Langone Health esperaban que reemplazar el que faltaba produciría mejores resultados cosméticos para su nuevo rostro, al sostener la cuenca del ojo y el párpado trasplantados.

El equipo de la Universidad de Nueva York anunció hoy que hasta ahora está haciendo precisamente eso. James se está recuperando bien del doble trasplante de mayo pasado y el ojo donado luce notablemente saludable. “Se siente bien. Todavía no tengo ningún movimiento en mi párpado, todavía no puedo parpadear. Pero ahora estoy sintiendo sensaciones”, dijo James a The Associated Press mientras los médicos examinaban su progreso recientemente.

“Hay que empezar por algún lado, tiene que haber una primera persona en algún lado”, añadió James, de 46 años, de Hot Springs, Arkansas. Hoy en día, los trasplantes de córnea (el tejido transparente que se encuentra frente al ojo) son comunes para tratar ciertos tipos de pérdida de visión. Pero trasplantar todo el ojo (el globo ocular, su suministro de sangre y el nervio óptico crítico que debe conectarlo con el cerebro) se considera un logro en la búsqueda de curar la ceguera.

Pase lo que pase a continuación, la cirugía de James ofrece a los científicos una ventana sin precedentes a cómo el ojo humano intenta curarse. “No pretendemos restaurar la vista. Pero no tengo ninguna duda de que estamos un paso más cerca“, dijo el doctor Eduardo Rodríguez, jefe de cirugía plástica de la Universidad de Nueva York, quien dirigió el trasplante.