Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 09 de abril de 2020
  • Actualizado 15:45

Una hamburguesa con moho, anuncio de Burger King para acabar con conservantes

"La belleza de no utilizar conservantes artificiales", señala en el anuncio Burger King a la par que una gruesa capa de moho recubre por completo el "whopper" tras estar expuesto al aire libre.
Imagen obtenida del video promocional de Burguer King. EFE
Imagen obtenida del video promocional de Burguer King. EFE
Una hamburguesa con moho, anuncio de Burger King para acabar con conservantes
La cadena de comida rápida Burger King anunció este miércoles que dejará de utilizar conservantes, colorantes y sabores artificiales en su clásico "whopper" a través de un vídeo de 45 segundos en el que muestran cómo una hamburguesa se pudre totalmente en 28 días y se cubre de moho.

"La belleza de no utilizar conservantes artificiales", señala en el anuncio Burger King a la par que una gruesa capa de moho recubre por completo el "whopper" tras estar expuesto al aire libre.

Aunque el cambio solo está disponible en 400 de los 7.346 establecimientos en Estados Unidos, la compañía dijo a través de un comunicado que ya ha comenzado a implantar esta medida en establecimientos europeos de Francia, Suecia y España y que planea expandir la práctica a todos sus restaurantes antes de que finalice el año.

De esta forma, según la compañía con sede en Miami, la carne ni los ingredientes del "whopper", tradicionalmente cebolla, lechuga, tomate, mayonesa y pepinillos, no tendrán ni conservantes ni colorantes artificiales.

Otras cadenas de comida rápida también han tomado en los últimos tiempos medidas similares para acabar con los aditivos artificiales en sus productos, como McDonalds, que en 2018 anunció que dejaría de utilizar este tipo de componentes en siete de sus hamburguesas.

Se trata, según los expertos, de un intento más de este tipo de compañías para abordar los cambios que demandan los consumidores desde hace tiempo y de una tentativa de las cadenas de comida rápida por adaptarse al mercado.

Ya el pasado año Burger King intentó acercarse a los consumidores vegetarianos con el "impossible whopper", una hamburguesa elaborada a base de vegetales y sucedáneos de carne que incluso imitaba el "sangrado" que luce el producto de carne de ternera habitual.