Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 25 de septiembre de 2021
  • Actualizado 11:21

Hallan muerto al bandido justiciero de serie ‘The Wire’

El actor Michael K. Williams en una imagen de archivo. EFE
El actor Michael K. Williams en una imagen de archivo. EFE
Hallan muerto al bandido justiciero de serie ‘The Wire’

El actor Michael K. Williams, conocido por dar vida al personaje de Omar Little en la serie de televisión "The Wire", fue encontrado muerto ayer en su apartamento de Brooklyn (Nueva York-EEUU), según el diario New York Post.

El periódico, que cita a fuentes policiales, apunta a una posible sobredosis como causa de la muerte, aunque no está confirmado por ahora.

Williams, de 54 años, saltó a la fama como el carismático ladrón y narcotraficante Omar Little de "The Wire" (2002-2008), una de las series más prestigiosas de la historia de la televisión en EEUU.

Con una habilidad innata para salirse con la suya y un ingenio fuera de lo común, Omar Little se convirtió en uno de los personajes más destacados (y temidos) de este monumental drama televisivo creado por David Simon y que exploraba de forma minuciosa todos los rincones de la ciudad de Baltimore.

Al margen de "The Wire", el intérprete tuvo una notable trayectoria en la pequeña pantalla con papeles en series muy apreciadas como "Boardwalk Empire" (2010-2014), "The Night Of" (2016) o "When They See Us" (2019). También se dejó ver en cintas como "12 Years a Slave" (2013) o en la película para televisión "Bessie" (2015).

Una de sus últimas producciones fue "Lovecraft Country" (2020), una ambiciosa serie de HBO que combinaba las turbias fantasías del escritor H.P. Lovecraft con la reflexión sobre el racismo a los negros en EEUU y que le ha valido una nominación al Emmy, un premio al que ya había aspirado en otras cuatro ocasiones.

Originario de Brooklyn, donde residía, Williams inició su carrera artística como bailarín y, tras aparecer en varios videos musicales y actuar en giras de artistas como Madonna o George Michael, dio el salto a la actuación.

A lo largo de los años, el intérprete había hablado en varias ocasiones públicamente de sus problemas con las drogas, incluido durante el periodo en el que rodó "The Wire".

En 2016, por ejemplo, contó en una entrevista cómo había encontrado ayuda en una iglesia de Nueva Jersey en un momento especialmente complicado y en el que la adicción amenazaba con destruir su carrera.