Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 06 de diciembre de 2019
  • Actualizado 09:39

El gato mochilero que recorre Sudamérica

Hace ocho meses iniciaron su viaje. Hasta la fecha, ya pasaron por tres países y hace poco llegaron a Cochabamba. La inusual dupla conquistó los corazones de aquellos que los veían caminar por las calles. <br>
El gato mochilero que recorre Sudamérica

Cuando se pasean por las calles la gente no puede evitar voltear a verlos. La singular dupla ya recorrió tres países y se ganó el cariño de sus seguidores.
Jhon Galviz es un joven colombiano que inició su ruta mochilera junto a su gato Bella hace ochos meses. En su travesía cruzaron Colombia, Ecuador y Perú. Ahora están en Bolivia, ya pasaron por La Paz, Oruro, Potosí y ahora pasean por Cochabamba hace unas dos semanas.
La inusual pareja llama la atención por donde camina debido, sobre todo, a la docilidad y tranquilidad de Bella.
A medida que fueron recorriendo lugares las personas se empezaron a encariñar con la figura del “gato mochilero”, entonces la familia de Jhon abrió una cuenta en Facebook, Instagram y Youtube para que la gente que los conoce siguiera sus aventuras. “Yo no soy muy amante de las redes sociales, pero a raíz de que a las personas le gusta ver a Bella y nos transmiten tanta energía positiva creamos las páginas. Yo nunca imaginé eso, la intención no era encontrar fama”, dice Jhon.
En menos de 20 días ya tienen casi 11 mil seguidores en Facebook y 1.600 suscriptores en Youtube, en una semana.
La historia de Bella y Jhon se remonta siete meses atrás cuando se encontraron en un restaurante por casualidad. Él estaba en Barranquilla, era su último día antes de partir. A lo lejos vio una camada de gatitos. “Cuando lo levanté su nariz estaba maltratada. Entonces dije que le daría una oportunidad de cambiar su vida”.
Durante esos días Jhon les había hecho la propuesta de salir caminando de Barranquilla hasta Perú a dos amigos. Ambos le dijeron que estaba loco, entonces decidió partir solo con Bella.
“Cuando me lo dieron me dijeron que era hembra, entonces decidí ponerle Bella. Después de unos cuatro meses, cuando estábamos en Cuzco, me di cuenta de que era macho. Intenté cambiarle el nombre pero no pude, para mí seguía siendo una Bella criatura”, dice.
Aunque los gatos no tienen la característica de permanecer en ambientes abiertos fácilmente, Bella no tiene ninguna complicación.
“A medida que creció conmigo, yo me convertí en su casa. Él me escucha y me entiende. Se adapta a cualquier ruido       y clima. Yo le doy mucha confianza y cariño. Sabe que conmigo está seguro”, explica Galviz.
Argentina, Paraguay, Uruguay y Chile son los países que aún le faltan recorrer y están en su ruta. Jhon estima terminar todo el recorrido hasta el 2022 aproximadamente.
“Ha habido mucha gente que nos ha apoyado e hicieron que me enamorara de Cochabamba. El día que me vaya me iré con dolor y tristeza. Mi corazón está aquí, se los debo todo”, cuenta Jhon.
En la Llajta varias personas se acercaron a ellos para ofrecerles ayuda de todo tipo. El recibimiento marcó la diferencia.
Los aventureros se tienen el uno al otro. Su amor sobrepasa lo entendible. “Bella es todo, es lo único que tengo. Él es mi sombra y yo la de él. Por Bella doy la vida. No solo está en mi corazón sino en todo mi ser, no porque la gente nos vea, sino porque fue el único que no se negó a venir conmigo. Para mí es mi Bella criatura”, finaliza entre lágrimas.