Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 05 de diciembre de 2020
  • Actualizado 12:58

LA ZANAHORIA, FRUTILLAS, TOMATES Y ZAPALLOS CONTIENEN VITAMINAS, MINERALES Y COMPONENTES QUE REGENERAN LAS CÉLULAS Y PREVIENEN LA APARICIÓN DE ARRUGAS

Los frutos y verduras rojas retardan el envejecimiento

Los frutos y verduras rojas retardan el envejecimiento



Un estudio realizado en latinoamérica, llevado a cabo en 13 mil pacientes que consumieron betacarotenos, vitaminas C y E, zinc y selenio durante ocho años, constató que estas sustancias bajaron los niveles de mortalidad global en un 30 por ciento y retardaron el envejecimiento.

Es decir, las frutas, verduras y frutas que contienen dichas propiedades previenen la aparición de arrugas y mantienen una piel tersa y sana.

Según la nutricionista Isabel Méndez, los ácidos grasos y los alimentos de tonos rojos son ideales para, despertar la pasión, vivir más años y envejecer lento.

El tomate, frutillas, moras, cerezas contienen poderosos fitonutrientes llamados flavonoides, que tienen efectos antioxidantes potentes. "Los flavonoides ayudan a las células a comunicarse más eficientemente entre ellas”, explica.

También la zanahoria, remolacha, berenjena, contienen betacarotenos, vitamina A, C y E para la piel.

La nutrición debe ser equilibrada

poder



El betacaroteno es una sustancia que está presente en frutas y verduras, da el color naranja o rojo típico de algunas de ellas como las naranjas, la remolacha o el tomate, principalmente la zanahoria, entre otros. Se ha demostrado que este pigmento se convierte en vitamina A y además es un poderoso antioxidante de las células y por tanto retrasa el envejecimiento de éstas, nos explica la nutricionista Isabel Méndez.

omega

Los componentes básicos de los ácidos grasos, como el omega 3 y 6, contenidos en el pescado, la palta, las semillas y frutos secos como la nuez, también algunos alimentos naranjas como el zapallo, son esenciales para el funcionamiento de las hormonas y la elasticidad de la piel.

hábito



El ejercicio, buenos hábitos y la dieta sana son las formas para frenar el envejecimiento, señala la nutricionista Isabel Méndez. "Especialmente alrededor de los 50 años es fundamental cuidar la alimentación y la actividad física para evitar muchas de las enfermedades características de la vejez".