Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 29 de febrero de 2024
  • Actualizado 14:17

NUEVA MISIÓN

Dragonfly, la nave del tamaño de un auto que volará sobre Saturno

Se alista una misión y el vehículo para mediados de 2028. Ya se autorizó la construcción de esta especie de nave.

1S.- Dragonfly es una misión de aterrizaje con un helicóptero de la NASA que explorará Titán, una de las lunas de Saturno (NASA). NASA
1S.- Dragonfly es una misión de aterrizaje con un helicóptero de la NASA que explorará Titán, una de las lunas de Saturno (NASA). NASA
Dragonfly, la nave del tamaño de un auto que volará sobre Saturno

La NASA quiere revolucionar, aún más, la exploración de otros lugares de la galaxia. En este caso, además de estudiar la vuelta del hombre a la luna, quiere realizar un viaje a Saturno y Marte.

En esta coyuntura está con la mirada puesta en Titán, la luna misteriosa de Saturno, pues ya ha autorizado el diseño y fabricación del denominado Dragonfly, un dron de propulsión nuclear que estará destinado a la exploración de dicho lugar.

De acuerdo a Infobae, este nuevo dron tendrá el tamaño de un automóvil y ya pasó, desde inicios de 2023, la revisión de sus criterios y del diseño, por lo que su puesta en lanzamiento está planificada para 2028.

Se conoce que Dragonfly tendrá esa única misión y será construido por el Laboratorio de Física Aplicada (APL) de la Universidad Johns Hopkins. Informaron que estará equipado con cámaras, sensores y muestreadores para examinar áreas de Titán, la gran luna de Saturno, que se sabe que contienen materiales orgánicos que pueden haberse mezclado previamente con agua líquida, ahora congelada sobre la superficie helada.

Según informa el APL, el equipo de Dragonfly ha logrado importantes avances técnicos, entre ellos: una progresión de pruebas de los sistemas de guía, navegación y control de Dragonfly sobre los desiertos de California que se asemejan a las dunas de Titán.

También ha efectuado múltiples pruebas de sistemas de vuelo en los exclusivos túneles de viento del Centro de Investigación Langley de la NASA; y ejecutar un modelo de módulo de aterrizaje instrumentado a gran escala mediante simulaciones de temperatura y presión atmosférica en la nueva Cámara Titan de 1.000 metros cúbicos de APL.