Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 22 de octubre de 2019
  • Actualizado 16:17

Destino San Javier, herederos del legado musical de sus padres

Destino San Javier, herederos del legado musical de sus padres

Ni bien subieron al escenario, la energía del lugar cambió y el público empezó a derrochar alegría y aplausos. Era de esperar,        la canción con la que comenzaron el concierto -“Justo ahora”- era       la misma con la que hace dos meses ganaron dos Gaviotas de Plata en el Festival de Viña del Mar en Chile.
Franco Favini, Bruno y Paolo Ragone, integrantes del trío Destino San Javier, cantaron durante más de una hora, tiempo en el que hicieron varias pausas para interactuar con el público que se dio cita en El Mesón del Cantor, para escuchar a los hijos del consagrado trío musical argentino San Javier.
Días antes de la presentación, la revista Así conversó con los tres integrantes, quienes -de manera sencilla y, a ratos, emotiva- contaron por qué decidieron continuar con el legado musical de sus padres, cantando con estilo propio

Franco Favini (Tucumán, 9 de julio de 1973) y Bruno y Paolo Ragone (Tucumán, 17 de abril de 1978 y 10 de marzo de 1982, respectivamente), son hijos de Pedro Favini y Pepe Ragone, dos de los fundadores del Trío San Javier

Toda su vida estuvieron vinculados con la música de sus padres, conocían de memoria las canciones que ellos interpretaban en casa y en los conciertos. No obstante, la idea de unirse para conformar Destino San Javier recien se consolidó en 2012, después de la muerte de Pedro  Favini, padre de Franco y tío de Bruno y Paolo

“Sin duda, somos los herededos  naturales del Trío San Javier y hemos asumido nuestro destino con mucho amor, gratitud y humildad”, sostiene el más joven de los tres, Paolo, quien tiene una amplia trayectoria en el campo artístico

“En el momento en el que mi viejo se fue dijimos ´sería muy triste abandonar el cariño que cosecharon nuestros padres´. Creíamos que teníamos que homenajear al Trío San Javier. Y ahí comenzamos”, añade Franco, mientras sus dos primos reafirman esas palabras con un tono nostálgico.
“Si bien es una responsabilidad porque ellos tuvieron una carrera muy grande, esa responsabilidad la llevamos con cariño y estamos seguros que la familia y su público lo reconoce”, añade Bruno

Si bien ya tienen siete años de vida como Destino San Javier, con muchos conciertos realizados en Argentina y algunos países latinoamericanos, los tres coinciden que ganar en Viña del Mar, les ha dado un impulso a su carrera musical y, ahora, están decididos a  difundir su arte en muchos lugares que todavía no los conocen

“Queremos comenzar una nueva historia que nazca de una evolución musical, con las canciones clásicas, pero también con otras nuevas, con historias diferentes y nuevos escenarios, como es el caso de Viña del Mar”, dice Franco

Destino San Javier apuesta por conquistar no solo al público que conoce la trayectoria de sus padres, sino también a los jóvenes

Un dato anecdótico es que algunas de las canciones nuevas del trío son compuestas por los tres y otras por Mariano Gurvich, el hijo de Norberto Alfredo Gurvich, más conocido como Paz Martínez, quien también formó parte del Trío San Javier

A tiempo de despedirse, Franco, Bruno y Paolo reconocen que si bien dedicarse a la música es muy sacrificado, con muchos viajes, ellos agradecen a sus padres por todo lo que les inculcaron, especialmente el amor por esta profesión, que busca llegar al corazón de su público.