Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 30 de noviembre de 2020
  • Actualizado 04:47

Carlo Acutis, el primer nativo digital beato de la historia y el no misterio de su cuerpo incorrupto

Acutis es el primer beato "millenial", nativo digital, y para la Iglesia, un ejemplo de que la tecnología puede ser muy positiva.

Carlo Acutis, el primer beato millenial de la historia. La Tribuna
Carlo Acutis, el primer beato millenial de la historia. La Tribuna
Carlo Acutis, el primer nativo digital beato de la historia y el no misterio de su cuerpo incorrupto

Carlo Acutis, un joven conocido por su labor de divulgación de la tradición católica utilizando las nuevas tecnologías, se convirtió el pasado sábado en la primer persona nativa digital en ser beatificada por la iglesia. Carlo falleció el 2006 a causa de leucemia, a los 15 años.

Acutis es el primer beato "millenial", nativo digital y, para la Iglesia, un ejemplo de que la tecnología puede ser muy positiva.

Así lo explicó el propio papa Francisco, al afirmar que el joven "supo utilizar las nuevas técnicas de comunicación para transmitir el Evangelio, comunicar valores y belleza". Muchos católicos consideran que será "el patrón de la web" por haberse dedicado a hablar de su fe y ayudar a los demás a través de la tecnología.

El Milagro de Carlo

La iglesia lo declaro "venerable" el pasado 5 de julio de 2018 al atribuir la intervención de Acutis en la curación de un niño brasileño que sufría de una anormalidad anatómica congénita del páncreas.

En el hecho un sacerdote realizó una oración especial en presencia de una reliquia de Carlo: un trozo de su pijama, por lo que la iglesia atribuyó el milagro al ahora beato Carlo Acutis.

El no misterio en la incorrupción de su cuerpo

Para la beatificación, la iglesia realiza el proceso de exhumación del cuerpo para poder presentar al santo en cuerpo y alma. Este suceso causo revuelo en la comunidad a través de redes sociales, ya que el cuerpo del adolescente se encontraba casi intacto, por lo que la gente especuló sobre un nuevo milagro.

Esto no fue así, la Iglesia, confirmó el óptimo estado del cuerpo de Carlo, pero explicó que se debe a un proceso de cuidado que se realiza a los cuerpos de las personas candidatas a ser beatificadas.

"Es un proceso de técnicas de conservación, para exponerlo con la dignidad que requieren los cuerpos beatos y santos", expresó la Iglesia en un comunicado.

Quiere decir, entonces, que el cuerpo no está “intacto” sino “bien conservado” dentro de lo esperable. Y lo que causó tanto asombro y malinterpretación es su cuerpo cubierto con cera y silicona para la veneración de los fieles.

Las causas no naturales de una incorruptibilidad corporal es el embalsamamiento del cuerpo o el tratamiento con conservantes químicos. 

Tal es el caso que ocurrió con el cuerpo de Santa Margarita de Cortona, había recibido un extenso embalsamamiento y otras intervenciones después de su muerte. Similar es el caso del cuerpo de San Juan XXIII, que fue tratado con químicos luego de su fallecimiento y hoy se expone a la veneración de los fieles en la Basílica de San Pedro del Vaticano, pero cubierto su rostro y manos con una máscara de cera.