Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 18 de mayo de 2022
  • Actualizado 22:27

La brasileña Petrobras ampliará su mayor refinería para producir más diésel

Petrobras. EFE
Petrobras. EFE
La brasileña Petrobras ampliará su mayor refinería para producir más diésel
La petrolera brasileña Petrobras anunció este miércoles una inversión de 458 millones de dólares en la construcción de una nueva planta de diésel en la Refinería de Paulinia (Replan), la mayor de Brasil y responsable por cerca de la cuarta parte de los combustibles producidos por la empresa.

La petrolera estatal informó en un comunicado que su intención es elevar en 62.900 barriles su producción diaria de diésel S-10 (de menor contenido de azufre y menos contaminante) a partir de 2025, cuando la nueva planta entrará en operación.

Tal volumen supone un aumento del 14,5 % en la capacidad de la Replan, que produce cerca de 434.000 barriles de combustibles por día, incluyendo gasolina, diésel, queroseno de aviación y gas de cocina, lo que supone la cuarta parte del refino total de la empresa (1,7 millones de barriles por día).

La mayor empresa de Brasil informó que firmó el martes un contrato con el consorcio Toyo Setal HDT Paulinia, integrado por las empresas TSE y Toyo, para poner en marcha la construcción de la nueva unidad de hidratación de diésel (HDT) en la Replan, refinería ubicada próxima a Sao Paulo, la mayor ciudad del país.

La empresa informó que, con la nueva unidad, la cuarta HDT de la Replan, todo el diésel producido en esta refinería será de bajo contenido de azufre y que el proyecto también le permitirá elevar la producción de queroseno de aviación en Paulinia.

"Petrobras sigue concentrada en la mejoría de la eficacia energética y en la reducción de las emisiones de gases contaminantes mediante la adecuación de sus refinerías", agrego la compañía.

La empresa, controlada por el Estado pero con acciones negociadas en las bolsas de Sao Paulo, Nueva York y Madrid, agregó que tiene previsto realizar inversiones por 6.100 millones de dólares en los próximos años en sus actividades de refino con el fin de aumentar su capacidad de producción de combustibles y de convertir a sus plantas en las más eficaces del mundo.

El anuncio de una inversión para aumentar la producción de diésel se produce en momentos en que Petrobras opera con plena capacidad en sus refinerías, de más del 90 %, para atender la elevada demanda.

Igualmente se produce pocos días después de que la empresa anunciara un aumento del 8,87 % en el precio del diésel para ajustar el valor del combustible en Brasil al de los mercados internacionales, ya que cerca del 30 % del diésel consumido por el país es importado.

El aumento fue anunciado pese a las peticiones del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, que aspira a ser reelegido en las presidenciales de octubre, para que la empresa no siga elevando los precios de los combustibles, responsables por la subida de la inflación hasta el 12,13 % interanual, su mayor nivel para un período de doce meses en los últimos 18 años.

La inversión igualmente fue anunciada en momentos en que Petrobras negocia con el órgano antimonopolios de Brasil un aumento del plazo que recibió para vender parte de sus refinerías.

La compañía puso en marcha en 2019 un plan para vender ocho de sus trece refinerías, responsables por la mitad de la capacidad de refino del país, en el marco de un ambicioso plan de venta de activos por hasta 23.000 millones de dólares hasta 2023.

Pero la empresa tan solo ha conseguido vender tres de las refinerías que ofreció.