Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 18 de noviembre de 2019
  • Actualizado 21:04

Azúcar sube el riesgo de muerte en mujeres

Un estudio demostró que consumir entre 1 y 4 bebidas al mes aumenta en 1% el peligro de fallecimiento prematuro en ese grupo de personas. <BR>
Azúcar sube el riesgo de muerte en mujeres



Un grupo de investigadores de EE UU ha detectado un mayor riesgo de muerte prematura en mujeres que toman bebidas azucaradas de manera regular, según un estudio publicado en la revista especializada Circulation, de la American Heart Association (Asociación Estadounidense del Corazón).

"Nuestros resultados brindan apoyo adicional para limitar el consumo de bebidas azucaradas y reemplazarlas con otras bebidas, preferiblemente agua, para mejorar la salud general y la longevidad", apuntó el autor principal, Vasanti Malik, de la Universidad de Harvard.

Los investigadores analizaron datos de más de 80.500 mujeres y unos 37.700 hombres, que respondieron cuestionarios sobre su estilo de vida y estado de su salud cada 24 meses durante casi 35 años.

Después de ajustar varios factores, los investigadores descubrieron que cuantos más refrescos azucarados consumía una persona, más aumentaba su riesgo de muerte prematura por cualquier causa.

De acuerdo a su investigación, beber de uno a cuatro refrescos al mes supone un 1 por ciento de incremento del riesgo de muerte prematura; de dos a seis por semana un 6 por ciento más; de una a dos por día un 14 por ciento ; y dos o más al día un 21 por ciento .

Asimismo, detectaron que el aumento de riesgo de muerte temprana relacionado con el consumo de bebidas azucaradas fue más pronunciado entre las mujeres que entre los hombres.

"Hubo un vínculo particularmente fuerte entre el consumo de bebidas azucaradas y un mayor riesgo de muerte temprana por enfermedad cardiovascular", advirtieron los investigadores.

En comparación con las personas que toman este tipo de bebidas con poca frecuencia, los que bebían dos o más al día tenían un 31 por ciento más riesgo de fallecimiento prematuro por enfermedad cardiovascular.

Estos hallazgos son "consistentes", según los autores, con los efectos adversos conocidos de un alto consumo de azúcar en los agentes de riesgo metabólicos y las pruebas de que el consumo de estas bebidas aumenta el riesgo de diabetes tipo 2, un factor de riesgo importante para la muerte prematura.

Estos resultados sirven de apoyo para las políticas para limitar la comercialización de bebidas azucaradas a niños y adolescentes y para implementar más impuestos a estos refrescos.

HUEVO: lo bueno y malo

¿Comes huevos durante tu dieta semanal? Un consumo excesivo podría incrementar el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y muerte prematura, explica un estudio realizado en la Universidad de Medicina Northwestern.

La publicación de la revista JAMA explica que las personas que consumen más huevos y por ende colesterol dietético (presente en la yema del huevo) tiene un mayor riesgo de padecer estos males.

“Se debe controlar la cantidad de colesterol que se consume que es alto en huevos y específicamente en yemas. Como parte de una dieta saludable, se debe consumir cantidades más bajas de colesterol. Las personas que consumen menos colesterol tienen un menor riesgo de enfermedad cardíaca”, dice la publicación.

La yema del huevo presenta 186 miligramos de colesterol dietético, tanto como la carne roja, mantequilla o crema batida. Un tema polémico entre los nutricionistas que debaten, desde hace varias décadas, si el consumo excesivo de huevos está relacionado a problemas del corazón.

“Nuestro estudio mostró que si dos personas seguían exactamente la misma dieta y la única diferencia en la dieta eran los huevos, se podría medir directamente el efecto del consumo de huevos en la enfermedad cardíaca. Encontramos que el colesterol, independientemente de la fuente, se asoció con un mayor riesgo de enfermedad cardíaca”, comenta Norrina Allen, coautora del estudio presentado.

La conclusión del estudio explica que se debe mantener un bajo consumo de colesterol y evitando la mezcla carne roja/ huevos. “En su lugar se pueden tomar claras de huevos o comer menos cantidad de huevos enteros”.

En contraposición, otros estudios demuestran que la clara de huevo contiene gran cantidad de agua y proteínas, las cuales son aminoácidos muy importantes para el organismo. Además, contiene vitaminas y minerales, entre los cuales podemos encontrar la niacina, riboflavina, magnesio y potasio, entre otros.

También posee enzimas que forman una especie de escudo para proteger el organismo contra algunos microorganismos.

En muchas oportunidades se le ha culpado al huevo de aumentar el colesterol, lo cual no es cierto, según lo han demostrado las investigaciones realizadas.

Sin embargo, lo que puede aumentar el colesterol, puede ser el alto consumo de alimentos ricos en grasas que, por lo general, se utilizan para acompañar el huevo. Estos alimentos suelen ser patatas fritas, salchichas, carnes rojas…