Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 29 de noviembre de 2021
  • Actualizado 16:36

Andrés Calamaro, listo para su concierto en Cochabamba

El cantautor argentino vuelve después de cinco años al país para presentarse, dentro del marco de su gira “Cargar la suerte”. 
El cantautor argentino Andrés Calamaro durante la conferencia de prensa ayer, en Cochabamba.  Ayar Wari
El cantautor argentino Andrés Calamaro durante la conferencia de prensa ayer, en Cochabamba. Ayar Wari
Andrés Calamaro, listo para su concierto en Cochabamba

El cantautor argentino Andrés Calamaro tiene todo preparado para el concierto de esta noche que se llevará a cabo a las 20:00 horas en el hotel Cochabamba, haciendo parte de la gira “Cargar la suerte”. 

Después de su velada esta noche en la Llajta, se dirigirá a Santa Cruz el sábado para presentarse en el salón Guarayos de la Fexpocruz. 

Después de su llegada a Cochabamba el martes por la noche, publicó una crónica en su cuenta de Facebook titulada “Coche Bomba”, donde de manera humorística relata la “enrome suite” del hotel Cochabamba donde se hospedó. 

“Esta suite es exageradamente grande, le sobran ambientes y metros cuadrados (...)  Me pierdo en esta habitación, espero llegar a la puerta cuando me suban la cena”, se puede leer en el texto. 

Del mismo modo, hizo referencia de la altura de la   Llajta, que es “alto” pero no tanto como La Paz. Calamaro tocará después de dos meses por lo que espera reingresar esta noche en el “modo gira”. 

Ayer protagonizó una conferencia de prensa, en la que declaró que “está flipando en Cochabamba”, a la que vuelve después de cinco años. En la rueda, se le preguntó sobre la molestia de los reguetoneros al no estar incluidos en las nominaciones de los Grammy Latino. 

“Los Grammy son una institución pesada, va más allá de la música regional. Los géneros tienen que demostrar qué es lo que creamos los latinoamericanos, no solo destacarse por ser éxitos mundiales, sino por ofrecer talentos”, contestó.

La gira “Cargar la suerte”  comparte nombre con el último disco de Calamaro que obtuvo tres nominaciones en la edición número 20 de los Grammy Latino en las categorías:  Álbum del Año, Mejor Álbum Pop/Rock y Mejor Canción del Año por “Verdades Afiladas”.

El disco supone una conmemoración de 40 años de carrera, 20 de ellos en solitario. 

“"Una cosa es pasarse el toro por delante y otra diferente es torear", señaló el artista, en una escucha privada del álbum celebrada en Madrid con los medios, respecto al significado real de ese título que revela también una forma de vida.

Fue en 1978 cuando grabó su primer disco como teclista del grupo Raíces, aventura a la que seguirían sus etapas con Los Abuelos de la Nada y después  Los Rodríguez.