Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 29 de noviembre de 2022
  • Actualizado 13:19

Legislación laboral

Legislación laboral
Bolivia cuenta con 2.200 leyes, decretos, circulares, resoluciones administrativas y resoluciones ministeriales relacionadas a cuestiones laborales. Esas normas que complementan, aclaran, amplían e interpretan la Ley General del Trabajo de 1942 hacen que su aplicación sea complicada.

Ese uno de los puntos de análisis de la Mesa Laboral compuesta por el Colegio de Abogados de La Paz, el Instituto Prisma y el Centro de Apoyo al Desarrollo Laboral. Ese equipo elaboró un anteproyecto de ley para socializarlo con la sociedad civil.

En el diagnóstico realizado en La Paz se observó que no existe seguridad jurídica para los empleadores ni para los empleados. Un proceso judicial puede durar cinco años antes de tener alguna resolución.

La Corte Superior de Distrito de La Paz registró en los últimos años un crecimiento promedio de 25 por ciento de demandas laborales por año. Las resoluciones, en calidad de cosa juzgada, llegaron solo a un 35 por ciento a 40 por ciento del total de nuevas demandas ingresadas.

La conciliación tampoco es un hábito, pues en 2008 se tuvo 10 conciliaciones entre partes y en 2009 solo 3. El laboralista Christian Améstegui, que forma parte de la Mesa Laboral, asegura que la ley no corresponde a la nueva realidad constitucional, tecnológica ni social. Ante ese vacío, el Tribunal Constitucional dictó sentencias constitucionales pero una parte de los magistrados emite una resolución y la otra parte puede sacar otra, contradiciéndola.

La propuesta de ley de la Mesa de Trabajo contempla diversas modalidades del contrato de trabajo, jornada única de 44 horas semanales para hombres y mujeres y límites de la jornada extraordinaria.

Establece un periodo único de vacación de 20 días; formas de establecer la remuneración y los despidos indirectos. También plantea que la indemnización por tiempo de servicio tenga como base 12 meses y arbitraje para la solución de conflictos individuales de trabajo. La propuesta es completa pues contiene reglas claras para el derecho colectivo de trabajo, el derecho a la huelga directa, el trabajo de mujeres, maternidad, paternidad y responsabilidades. Legisla el trabajo de niñas, niños y adolescentes y acoso en el trabajo, para citar algunos puntos.

La propuesta es un gran aporte para retomar el debate sobre la Ley del Trabajo, puesto que esta norma tiene que actualizarse y dar seguridad jurídica a todos los actores.