Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 20 de abril de 2021
  • Actualizado 11:55

Inequidad presupuestaria

Inequidad presupuestaria
Cada habitante del departamento de Tarija recibe, en promedio, un presupuesto de 9.258 bolivianos para inversiones. En cambio, un habitante de Cochabamba cuenta con una asignación de 396 bolivianos solamente; en tanto que un habitante de La Paz tiene 294 bolivianos presupuestados para inversión.

Estos desequilibrios en el presupuesto 2015 se dan porque la asignación de las gobernaciones está en función al departamento y las regalías, no de acuerdo a la población.

Los datos corresponden al análisis realizado por la Fundación Jubileo, que ofrece a las autoridades recién electas y a la población en general un panorama de los recursos con los que cuenta el país.

El desequilibrio está igualmente entre las alcaldías y las gobernaciones. Así, por ejemplo, la ciudad de Cochabamba cuenta con 2.6 veces el presupuesto de todo el departamento. Mientras la Gobernación dispone de 669 millones de bolivianos para inversión, la Alcaldía cochabambina tiene un total de 1.758 millones de bolivianos.

Aunque las leyes señalan que todos los bolivianos y bolivianas somos iguales, la asignación presupuestaria también es diferente en cada municipio. En la ciudad de Cochabamba, cada habitante tiene una cuota parte de 2.782 bolivianos para obras en 2015, a diferencia de un paceño que cuenta solo con 342 bolivianos, o un tarijeño de Cercado que percibe Bs 4.359.

Las nuevas autoridades electas, que asumirán sus cargos en mayo próximo, tienen que considerar ese presupuesto para empezar a cumplir las promesas que hicieron durante la campaña electoral.

La Ley de Autonomías ordena revisar las asignaciones presupuestarias, entre otros aspectos y para ello se ha convocado al pacto fiscal.

Si bien no hay fecha para ese acuerdo, la Fundación Jubileo pone, con gran acierto, esta temática en la agenda del debate. Lo bueno es que sus datos son precisos y sencillos de comprender, a diferencia del la información especializada que está, por ejemplo, en la Ley Financial.

En las asignaciones presupuestarias se tiene que considerar varios factores, entre ellos la población, pero también el grado de necesidades básicas insatisfechas. Así por ejemplo, es excelente que una persona en Pando tenga mayor presupuesto que una que reside en Cochabamba. Hoy es obligación de todos conocer los presupuestos y aportar con ideas para alcanzar la equidad.