Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 26 de junio de 2022
  • Actualizado 19:13

Canelas busca empresas extranjeras para generar lluvia artificial

Canelas busca empresas extranjeras para generar lluvia artificial

El gobernador de Cochabamba, Iván Canelas, informó el lunes que se contactará con los ejecutivos de varias empresas extranjeras con el fin de analizar la posibilidad de recurrir a la generación de lluvia artificial para paliar los efectos de la sequía que afecta a varios municipios del departamento.
"Nos vamos a poner en contacto con las empresas. Hay empresas chilenas, italianas (interesadas), pero nosotros queremos que se nos garantice que haya la lluvia (artificial)", dijo a los periodistas.
La lluvia artificial se genera por medio de aviones que vierten sustancias condensadoras como el yoduro de plata en las nubes para acelerar la precipitación de agua.
Según Canelas, el proceso para establecer si se puede usar ese método en Cochabamba comenzará el jueves luego de que sostenga una reunión con un experto nacional que le asesorará sobre el tema.
Adelantó que en el encuentro se tomará en cuenta la existencia de información con respecto a que la generación de lluvia artificial tiene un costo elevado, entre otros parámetros.
"No es tan barato. Cuesta no más como 80 mil a 100 mil dólares, una cosa así, cada proceso, pero eso hay que negociarlo", manifestó.
La autoridad explicó que en Cochabamba se vio por conveniente tratar de recurrir a la tecnología para paliar los efectos de la sequía porque no llueve aún de manera intensa a causa de fuertes corrientes de viento disipan las nubes que se forman en el cielo.
"Hoy ha llovido algo en varias lugar de la región metropolitana, sobre todo. En algunas otras regiones ha llovido, pero no es suficiente puesto que tenemos tanta sequedad que la tierra se chupa el agua y se termina", comentó.
Según datos oficiales, en Cochabamba hay 25.750 hectáreas de cultivos y 40.311 familias con afectación por causa de la sequía en 1.157 comunidades que pertenecen a 36 municipios regionales, entre ellos varios que están declarados en emergencia o como zona de desastre

wsg/rm/ ABI