Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 25 de septiembre de 2022
  • Actualizado 09:40

LOS REGANTES BUSCAN ALTERNATIVAS PARA ROCIAR SUS PRODUCTOS, COMO EL TOMATE, QUE DE A POCO COMIENZAN A ESCASEAR EN LOS MERCADOS COCHABAMBINOS.

Escasea el agua en el río y atajados, hay preocupación

Escasea el agua en el río y atajados, hay preocupación





El agua se ha convertido en un producto preciado para la población de Omereque: escasea el líquido para regar los sembradíos y también para el consumo de las familias.

La sequía que se registra en el municipio de Omereque, además de otros municipios del Cono Sur de Cochabamba, derivó en la falta de agua en unos 20 atajados, en la parte alta, los cuales eran utilizados para el riego.

Mientras, en la parte baja del municipio, el caudal de agua en el río Mizque está en su mínima expresión, lo cual preocupa.

Los pobladores prevén que la provisión del agua no alcanzará ni para fines de este mes. Por ello, como alternativas, algunos agricultores, instalaron sus bombas de agua en la zona del puente, donde todavía existe una buena cantidad de agua acumulada.

Otros agricultores decidieron habilitar pozos particulares, instalando también bombas de agua, con la finalidad de regar sus parcelas, ya que los canales de riego se encuentran secos.

Los agricultores de la parte alta, empezaron a llevar agua en cisternas para riego. El líquido llega a las zonas productoras mediante sistemas de riego a goteo, a través de cañerías en cada surco.

Sin embargo, para algunos agricultores, no son soluciones definitivas porque requieren más agua para un verdadero desarrollo de la producción.