Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 19 de enero de 2022
  • Actualizado 00:42

ESCUDO DE ARMAS

ESCUDO DE ARMAS



Fue el Rey de España Don Felipe IV, el que expidió en Madrid el 7 de noviembre de 1636 a la Ciudad de Santa Cruz de la Sierra, “Muy Noble y muy Leal”, el Escudo de Armas.

Este diseño heráldico de armas, que fue recibido en Santa Cruz por el Gobernador Don Cristóbal de Sandoval y Rojas, caballero de la orden de Santiago y consanguíneo principal del Duque de Lerma, probablemente en febrero de 1638, es el más antiguo de nuestros símbolos patrios.

Pasaron varias generaciones, antes de que fuera conocido y utilizado de manera oficial el Escudo Cruceño, probablemente por la disputa de soberanía con San Lorenzo.

El 12 de enero de 1985, el IV Congreso Cívico de la Cruceñidad reunido en Roboré, aprobó la Resolución de adoptar el Escudo Cruceño como símbolo departamental.

El castillo y el león son signos de la monarquía. La corona ducal otorga a la ciudad un elevado rango; la cruz central, símbolo de la religión cristiana; las dos cruces más pequeñas, casi superpuestas, simbolizan la fusión de la vieja Santa Cruz de la Sierra fundada por el Cap. Ñuflo de Chávez y San Lorenzo el Real, pueblo donde se asentó definitivamente nuestra ciudad capital; las palmeras y el árbol ventrudo, llamado toborochi, pueden considerarse como símbolo de la hospitalidad del cruceño, pues los indígenas solían refugiarse en los troncos huecos del toborochi, según el doctor Plácido Molina Mostajo en su libro "Páginas Históricas".